La última defensa para frenar el COVID

Hilario L. Muñoz
-

Isabel Vidal presenta en Ciudad Real su relato sobre los sanitarios en la pandemia, en el que participa la intensivista María Luisa Gómez Grande

La última defensa para frenar el COVID - Foto: Rueda Villaverde

En abril del año pasado la periodista Isabel Vidal sabía que tenía que contar lo que estaba ocurriendo en la última línea de defensa para frenar el coronavirus, en los hospitales de España. «Nadie podía entrar y la realidad no se estaba contando», por lo que empezó conversaciones con sanitarios de distintos lugares de España para darles voz y que fueran ellos los que expusieron sus experiencias y cómo se vivía curar una amenaza desconocida. En verano empezó las entrevistas y una labor periodística para que 16 personas, la mayoría de forma anónima, contaran con libertad lo que han vivido, su historia y su experiencia personal en la lucha contra el coronavirus. El resultado es ‘En las Trincheras del COVID’ (Terraignota Ediciones), que ayer Vidal presentó en Ciudad Real. 

Su visita a la capital no es fortuita, ya que una de las personas que hablan, con nombre y apellidos como ha hecho en otras ocasiones, es la intensivista del Hospital General de Ciudad Real, María Luisa Gómez Grande. «A mí hubo una frase que me dijo y que me marcó mucho. Ella cuenta que la primera vez que extubaron a un paciente fue una fiesta», no por la curación en sí, «sino  porque supieron, entonces, que podían curar», explica Vidal. Esa es una de las visiones claves del libro y es que los sanitarios, sobre todo en la primera ola, fueron a trabajar para paliar una situación crítica. «Iban todos los días para tener la certeza de que los pacientes se podían salvar, se pasaron muchos días peleando en una guerra que no sabían si iban a poder ganar». Para Vidal, esto muestra la vocación mostrada por todos los sanitarios, desde la UCI a auxiliares, que entrevista en su libro. 

«No nos hacemos una idea de lo grave que ha sido lo que han vivido», explica Vidal, tras escribir la visión de estos profesionales. En su libro se relata esos momentos en que tuvieron que tomar unas decisiones que les van a quedar de por vida. La crudeza del relato es fruto de la valentía de profesionales que hablan con su voz y de otros a los que el anonimato les ha permitido hablar de la falta de medidas de seguridad o de las decisiones que han tenido que tomar en esta guerra de trincheras.

Más fotos:

La última defensa para frenar el COVID
La última defensa para frenar el COVID - Foto: Rueda Villaverde
La última defensa para frenar el COVID
La última defensa para frenar el COVID - Foto: Rueda Villaverde