scorecardresearch

Aspas expone en una jornada los avances frente a la sordera

M. Lillo
-

La asociación reunió a unas 80 personas en una iniciativa con la que se celebraron las cuatro décadas que llevan ayudando a personas con discapacidad auditiva

La psicopedagoga María Dolores Bermejo ofreció una ponencia sobre adquisición y desarrollo del lenguaje. / - Foto: PABLO LORENTE

Alrededor de 80 personas se dieron cita ayer en el Museo López Villaseñor para participar en las jornadas que organizó la Asociación de Padres y Amigos del Sordo (Aspas) de Ciudad Real con motivo de la conmemoración de sus cuatro décadas de existencia y con el objetivo de analizar los avances que se han logrado en el tratamiento de la discapacidad auditiva.

El presidente de la asociación, Luis Miguel Garzás, se refirió a alguno de esos avances, como es el caso del implante coclear o el doble implante, del mismo modo que señaló el hecho de que las terapias «son cada vez más adecuadas» y hay algunas de ellas son innovadoras, como la auditivo verbal, de la que ofreció una ponencia Naira Delgado, diplomada en Logopedia.

Durante la jornada, que contó con la presencia de familiares de personas con discapacidad auditiva y también de muchos profesionales de este ámbito que se interesaron por el conocimiento de los avances, se puso de manifiesto que a día de hoy, la tendencia es la integración de los niños con este tipo de discapacidad para lograr que estén «lo más normalizados posibles».

En este sentido se pronunció también la psicopedagoga del colegio madrileño Tres Olivos María Dolores Bermejo, que ofreció una conferencia sobre la adquisición y el desarrollo del lenguaje en los niños con pérdidas auditivas. Así, explicó cómo el implante coclear o la propia detección precoz de la sordera han ido también cambiando su trabajo «para que los niños puedan adquirir el lenguaje en igualdad de condiciones».

«Es verdad que este mundo ha cambiado mucho en estos últimos años y que es mucho más fácil, pero no podemos olvidar que esa mayor facilidad no implica que no haya esa necesidad de contar con una serie de recursos, de apoyo y de trabajo», del mismo modo que señaló la necesidad de que estén todos implicados, desde las familias, hasta los logopedas o los colegios.

Reconoció que la discapacidad tiene cada vez una mayor visibilidad en la sociedad, pero que se deben «avanzar en el camino para normalizar y romper las barreras que existen en la vida de un niño con sordera».

Para ayudar en esta tarea se creó hace 40 años la asociación Aspas, que presta servicio a aquellos padres que se han encontrado con hijos que presentan esta situación y a los que ayudan a través del trabajo de logopedas, psicólogos o personas de apoyo para las familias, según recordó el presidente de esta asociación.

Para desarrollar esta labor juegan una labor muy importante las entidades, administraciones o fundaciones que colaboran con Aspas y que suman esfuerzos para prestar todo el apoyo que requieren. En este sentido, subrayó el respaldo de la Junta de Comunidades, la Diputación, el Ayuntamiento o la Fundación ONCE, así como de entidades financieras que realizan aportaciones.

Durante la jornada, también se desarrolló una ponencia acerca de las consideraciones médicas sobre el implante coclear, que corrió a cargo de José Manuel Morales, del servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario La Paz, de Madrid. Asimismo, Belén Herrán, logopeda de ese centro hospitalario, habló sobre la rehabilitación del implante coclear, del mismo modo que también se abordaron otras cuestiones. Es el caso de la ponencia que impartió Inmaculada Quintana, psicóloga de la Universidad de Málaga, bajo el título 'Teoría de la mente y discapacidad auditiva' y la que corrió a cargo de Georgeli Pérez acerca del bilingüismo y la sordera.