Un infantil entre amigos

Hilario L. Muñoz
-
Un infantil entre amigos - Foto: Tomás Fernández de Moya

La asociación Amigos del Teatro presenta hoy su espectáculo '¡Que no, que sí. Que sí, que no!', una obra de Mari Cruz de los Ríos. Supone el primer estreno de los ciudadrealeños tras dos años girando y su regreso a las obras dirigidas a los más

Hace más de dos años que la asociación ciudadrealeña Amigos del Teatro no estrenaba obra pero de teatro hoy se rompe esta sequía con la representación ¡Que no, que sí. Que sí, que no!, a las 18 horas, en el Quijano y con entrada a seis euros, tanto para los para padres como para los más pequeños. Se trata de un espectáculo dirigido al público más joven y que el grupo de aficionados lleva ensayando desde hace nueve meses, en los tiempos libres propios y los que le deja las representaciones de su última obra Una jaula de grillos. Una puesta a punto que se ha ido realizando en el Quijano durante esta semana, dando los últimos detalles al vestuario y a las exigencias que siempre supone lograr la atención durante unos minutos de los niños y niñas.
«Los ayuntamientos vienen pidiendo últimamente obras infantiles y así se decantan dentro de las convocatorias», comentó el presidente de la asociación, Juan Carlos Sánchez-Belmonte, quien recordó que Amigos del Teatro nace en el año 1991 y en tantos años se han realizado todas las categorías del teatro, «del clásico y convencional a uno más moderno y hemos tocado en otras ocasiones el teatro infantil». «Esta obra es muy mágica y destinada a un público poca edad al que creo que agradará», indicó el presidente.
Detrás de la obra se encuentra Marisa Molero, directora en esta ocasión, y que utiliza un texto de Mari Cruz de los Ríos. «Llevaba mucho tiempo sin tocar este tema del teatro y, a través de amigos comunes, me comentaron que tenían intención de hacer una obra infantil». De los Ríos cedió la obra y Molero optó por lanzarse a ella. Se trata de una obra «muy clásica» en la que se aborda cómo «los niños de ahora no creen tanto como nosotros, pierden la inocencia antes», una temática que se desarrolla a través del mundo de las hadas y de la fantasía, en el que se entrelazan «algunos mensajes para los niños» como la importancia de los mayores, como los abuelos en la vida.
Molero confió en que la obra «sea un éxito» más si se tiene en cuenta que «el público infantil es bastante exigente» que siempre es «arriesgado». «Lo hemos hecho con mucha ilusión y ganas, tiene bastante colorido y mensaje», dijo. «Esperamos que a la gente le guste, porque es lo que se puede esperar de todos los estrenos», señaló por su parte el presidente de la asociación, quien recordó que la entidad cuenta con una veintena de participantes y unos 60 socios que apoyan su actividad.