El etarra Sergio Polo está en la prisión de Herrera

Pilar Muñoz
-
El etarra Sergio Polo está en la prisión de Herrera - Foto: Rueda Villaverde

Está condenado a 170 años y desde hace dos semanas se encuentran recluido en el módulo 1 del penal manchego al estar clasificado en primer grado

El etarra Sergio Polo condenado  a 170 años de cárcel está confinado en Herrera de La Mancha desde hace algo más de dos semanas con otros cinco presos de la banda terrorista. Fue conducido desde la cárcel de Algeciras al penal manchego donde ingresó «directamente» en el módulo 1 al estar clasificado en primer grado. Al igual que los otros cinco presos etarras hace «vida aparte» respecto al resto de reclusos.  
La víspera la Navidad de 1995 colocó en León una bomba lapa en el coche del comandante del Ejército Luciano Cortizo que le causó la muerte y dejó malherida a su hija. La familia del militar asesinado ha mostrado su indignación por el traslado del etarra a la prisión de Herrera al entender que se trata de una política de acercamiento. Por ello, piden explicaciones. La Asociación de Víctimas de Víctimas del Terrorismo (AVT), a través de un comunicado, critica que el Ministerio que dirige Fernando Grande-Marlaska arguya motivos de salud para el acercamiento del preso etarra.
Fuentes de Instituciones Penitenciarias consultadas por Europa Press han justificado el traslado a de Sergio Polo por motivos amparados en la Ley de Protección de Datos, es decir sin explicar las causas. «No lo consideramos un acercamiento», han indicado esas fuentes.
Sea como fuere, Sergio Polo se alejaría del compromiso de acercar al País Vasco a presos que no tengan delitos de sangre y hayan cumplido gran parte de su condena.
No es el caso de Sergio Polo, que  tiene dos condenas de 30 años y la última de 110 años de cárcel, según han asegurado a La Tribuna.