scorecardresearch

El IGME marca cuatro zonas para dar agua al Campo de Calatrava

Ana Pobes
-

El Instituto Geológico y Minero de España-CSIC marca en rojo el suroeste de Valenzuela, la zona del río Jabalón por el entorno del depósito La Fuensanta y otras dos zonas de Granátula

El IGME marca cuatro zonas para dar agua al Campo de Calatrava - Foto: Tomás Fernández de Moya

El Instituto Geológico y Minero de España (IGME) - CSIC finalizó el pasado viernes el informe hidrogeológico encargado por la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, órgano dependiente del Gobierno regional, para identificar las zonas más favorables del Campo de Calatrava donde llevar a cabo los sondeos para la búsqueda de agua subterránea ante los episodios de sequía que vive esta comarca. Durante estos meses de trabajo, el objetivo del IGME ha sido caracterizar hidrogeológicamente la zona para intentar buscar algún punto que por sus diferentes características dé agua suficiente hasta el día en que la comarca se enganche a la Tubería Manchega, que se prevé que no será al menos hasta en 2024. Y el objetivo se ha conseguido, ya que el Instituto ha señalado en rojo cuatro zonas prioritarias en las que poder sacar agua; el suroeste de Valenzuela de Calatrava, en la zona cercana al río Jabalón por el entorno del depósito de La Fuensanta y dos zonas del término de Granátula, cerca de los depósitos Collado Raso.      

Diferentes lugares en los que el Instituto Geológico y Minero de España- CSIC ha realizado ya varios  sondeos y concretamente uno en la zona de Valenzuela de Calatrava, donde «se ha sacado mucha agua», comentan con satisfacción desde el IGME. Ahora, y una vez remitido el informe a la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, será este organismo el que decida en cuál de las zonas marcadas por el Instituto se llevarán a cabo los pozos. Y es que, durante varios meses, el Instituto Geológico y Minero de España ha recopilado numerosos datos e información para conocer los estudios de la zona, es decir, un trabajo básicamente bibliográfico y de base de datos de otras administraciones, como el Ministerio o la Confederación Hidrográfica del Guadiana para comenzar después los trabajos en campo, donde se llegaron a localizar más de 40 pozos de la comarca como posibles focos de agua. A partir de ahí, se ha elaborado el estudio hidrogeológico.  

Se trata de trabajos de búsqueda de agua subterránea en la comarca del Campo de Calatrava para garantizar el abastecimiento ante la situación crítica en la que se encuentra el pantano de la Vega del Jabalón, del que se abastece la comarca. A fecha de ayer, martes, el embalse contaba con 0,42 hectómetros cúbicos de agua de un total de 34 que puede almacenar, lo que supone el 1,3 por ciento de su capacidad. Ante esta situación no es de extrañar que ayuntamientos como el de Bolaños de Calatrava y Almagro hayan puesto en marcha pozos de emergencia para abastecer a la población y el Gobierno de Castilla-La Mancha haya comenzado ya las obras de emergencia por un importe de 757.700 euros para asegurar el abastecimiento de agua potable a los doce municipios que conforman el Consorcio del Campo de Calatrava y que suman 36.400 habitantes. Algunas de esas actuaciones consisten en el incremento de los recursos disponibles, como son el equipamiento del pozo de San Jorge situado en Almagro; la conexión del pozo Conejera que se encuentra en Ballesteros de Calatrava a la red en alta del Consorcio y la mejora del agua de los sondeos existentes en Bolaños de Calatrava con la instalación de dos módulos de membranas de ósmosis.

El IGME tiene como misión proporcionar a la Administración General del Estado y de las comunidades autónomas que lo soliciten, y a la sociedad en general, el conocimiento y la información precisa en relación con las ciencias y tecnologías de la tierra para cualquier actuación sobre el territorio. Fue creado en 1849.