scorecardresearch

PSOE:"No es una buena noticia" que Malagón sea el más barato

La Tribuna
-

El portavoz socialista denuncia que el valor de la vivienda es "el resultado de una mala gestión y de lo que es peor e inaceptable, de una decisión política, y es que nadie puede hacer las cosas tan mal sin querer"

PSOE:"No es una buena noticia" que Malagón sea el más barato

El PSOE de Malagón lamenta que el alcalde Adrián Fernández y su equipo de gobierno, "no gestione correctamente las políticas que hagan de nuestro pueblo un espacio atractivo para la inversión". Considera el portavoz de los socialistas, Ricardo Calzado, que "no es una buena noticia" que "Malagón sea el lugar más económico de España para comprar una casa" y "es el resultado de una mala gestión y de lo que es peor e inaceptable, de una decisión política, y es que nadie puede hacer las cosas tan mal sin querer". "El equipo de gobierno prefiere pocos y controlados a gestionar con políticas que hagan de nuestro pueblo un espacio atractivo para la inversión y donde ofrezcamos calidades para ser una opción de vida", señaló el PSOE en un comunicado.

En este sentido, señala Calzado que "Malagón, a pesar de su tremendo gasto presupuestario, las grandes ayudas de los gobiernos socialistas y su increíble número de trabajadores públicos, no ha sabido destacar en ninguna faceta, y las pocas obras de rehabilitación son cada vez peores, las prestaciones sociales son escasas, la limpieza y accesibilidad son inexistentes". Asegura Calzado que la noticia hoy conocida al respecto, "debería ser suficiente para dimitir un alcalde que nos avergüenza diariamente con su simplicidad e ineficacia".

"¿Dónde está el bombo de las carísimas visitas de líderes del PP con los que nuestro alcalde prometía hacernos pueblo de referencia en turismo de naturaleza, en industria, en pleno empleo?", se pregunta el portavoz socialista. A juicio de Calzado, actualmente Malagón responde a "un pueblo utilizado para el ascenso político de unos pocos que prefieren un padrón controlado y sometido a abrirse al mundo y al progreso". 

Llegados a este punto "urge una profunda reflexión y un cambio de políticas, y lo que está claro, es que no puede hacerlo el mismo equipo de gobierno que nos ha dejado en la cuneta del desarrollo" concluía.