scorecardresearch

Soriano resalta la gestión de la Junta en defensa de los regantes

latribunadeciudadreal.net
-

Tras la aprobación los Planes de Cuenca, la consejera de Agricultura afirmó que los resultados han sido «extraordinarios» para el campo de la región y atienden a reivindicaciones históricas

La consejera de Agricultura del Ejecutivo regional, María Luisa Soriano, afirmó que los regantes de la región tienen en la presidenta Cospedal a su «mayor defensora», y «gracias a su impecable gestión se está poniendo solución a los problemas históricos del regadío de Castilla-La Mancha». Así lo afirmó ayer en Malagón, tras la aprobación este miércoles del Plan de Demarcación de la Cuenca del Júcar, con el que se cierran todos los planes de cuenca que afectan a Castilla-La Mancha.

La consejera sostuvo que los resultados han sido «extraordinarios» para el campo de Castilla-La Mancha, ya que se han atendido «reivindicaciones históricas de los regantes de la región», por lo que  afirmó que el Gobierno de Cospedal «ha cambiado problemas por soluciones, demagogia por agua y sanciones multimillonarias se han convertido en concesiones de agua».

La titular de Agricultura de Castilla-La Mancha recordó algunos de los «logros históricos de la presidenta Cospedal en esta materia», comenzando por los más recientes, que afectan a la Cuenca del Júcar, cuyo Plan eleva de 65 a 100 hectómetros cúbicos la reserva asignada a los regantes de la Mancha Oriental, y añade, dijo, cinco nuevos hectómetros cúbicos de agua al año para abastecimientos y nuevos regadíos en la provincia de Cuenca.

En relación a la Cuenca del Segura, recordó que el Plan, aprobado a finales de 2013, recoge como novedad una reserva de 10 hectómetros cúbicos para regadíos sociales en la provincia de Albacete.

Asimismo, María Luisa Soriano  destacó que en esta legislatura se han empezado a regularizar los pozos del Alto Guadiana, o que en el Plan del Tajo se ha obtenido una histórica reserva de 400 hectómetros cúbicos para los embalses de Entrepeñas y Buendía y un caudal mínimo de 10 metros cúbicos por segundo a la altura de Talavera de la Reina (Toledo).

Además, subrayó que la pasada semana el Gobierno español aprobó un crédito extraordinario de 74 millones de euros para financiar distintas actuaciones en regadíos de Castilla-La Mancha, dentro del Plan de Actuaciones Prioritarias en materia de agua en las demarcaciones hidrográficas del Guadalquivir, del Tajo y del Júcar, de la que se van a beneficiar más de 23.000 hectáreas y 5.000 regantes.

Por otro lado, expuso la importancia de los proyectos europeos Leader para la diversificación de la actividad económica en las zonas rurales, a los que el Gobierno regional ha destinado en esta legislatura 55,5 millones, que «han permitido crear 900 empleos y consolidar otros 770».