scorecardresearch

Uno de cada tres nuevos vecinos llegó desde la provincia

Hilario L. Muñoz
-

En los últimos cinco años solo siete localidades ganan la batalla demográfica a Ciudad Real, entre las que destacan Miguelturra y Poblete, que se llevan 3.241 ciudadrealeños

Entrada de Ciudad Real por la carretera de Aldea del Rey. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Si hay un fenómeno demográfico que marca las últimas décadas es el traslado desde pequeños municipios a otros de mayor tamaño y el desarrollo de un área de crecimiento de la población en torno a las capitales de provincia. Ciudad Real no se escapa de esta situación y, de hecho, uno de cada tres vecinos que se han ganado en los últimos 20 años llegó de otro municipio de la provincia. Esta situación surge al tomar como referencia las cifras del Proyecto D2CR, desarrollado por los investigadores de la UCLM, Ángel Raúl Ruiz Pulpón y Francisco Ruiz González, financiado por la Diputación Provincial. Destacan dos localidades, Puertollano, con más de mil vecinos que se han mudado a la capital, y Porzuna, con 451, en los últimos 20 años. Esos dos municipios representan un tercio de los 4.682 vecinos que Ciudad Real gana de otras localidades de la provincia.

La capital gana la 'batalla demográfica' con 95 de los 102 municipios de la provincia. Siete se salvan, entre los que se encuentran Puerto Lápice, donde Ciudad Real pierde un vecino, y luego se dividen en la zona de influencia de la capital por la zona del aeropuerto con Villamayor y Cañada de Calatrava, donde se restan 47 vecinos entre ambas localidades; y los municipios del área de influencia de la capital, como Pozuelo de Calatrava, Carrión de Calatrava, Poblete y Miguelturra, con 3.500 vecinos de Ciudad Real que se han empadronado en estas localidades. Destacan Miguelturra, con 2.237 vecinos, y Poblete, con 1.004 vecinos.

El 70% de las localidades con mejor saldo migratorio dentro de la provincia corresponde a «localidades que se mueven dentro del área de influencia de Ciudad Real capital», se apunta en el informe Despoblación y despoblamiento en la provincia de Ciudad Real, desarrollado por los dos investigadores. «Así, entre Ciudad Real capital, Miguelturra y Poblete se contabiliza un saldo a favor de más de 9.000 residentes» que proceden de otros municipios. Suponen el 40% de todos los habitantes que ha ganado ese colchón de población en los últimos años.

Junto con la capital, existe un fenómeno similar en otros municipios de la provincia como Valdepeñas, que gana 1.364 habitantes en los últimos 20 años procedentes de otros municipios de la comarca como Santa Cruz de Mudela o Torrenueva; mientras Tomelloso y Alcázar de San Juan, con unos 750 habitantes más cada uno, ganados en estos años procedentes de otros territorios de La Mancha principalmente.

En este ámbito hay un municipio que supone la excepción: Argamasilla de Calatrava. Gana 446 habitantes llegados de otros municipios de la provincia, gracias, sobre todo, a una migración de la vecina Puertollano. El informe refleja que la ciudad minera es, de los grandes municipios de la provincia, el único que pierde esta batalla demográfica, con más de un millar de habitantes que se han ido a otros municipios de la provincia. En el análisis de los investigadores de la UCLM señalan que esta pérdida de población se encuentra vinculada a «las consecuencias de la reestructuración industrial que ha vivido, sobre todo, en los últimos diez años, con el cierre de industrias tan importantes como Encasur, Elcogas y Silicio Solar».