Un rival que llega crecido

E.G. / LT
-

El Cartagena visitará este sábado el Virgen de la Cabeza en plena racha de resultados positivos tras la llegada de Duda al banquillo

Manu García cabecea un balón, con Fernández detrás. - Foto: RUEDA VILLAVERDE

Tras el subidón que supuso el empate en la pista del Movistar Inter (1-1), el Viña Albali Valdepeñas ya se encuentra plenamente centrado en su partido de este sábado (18.15 horas. Pabellón Virgen de la Cabeza) frente al Cartagena, rival ahora directo por entrar en la Copa de España. 
Ganar a los cartageneros no será una misión nada fácil. Y es que la llegada de Duda al banquillo ha ido acompañada de una magnífica racha de resultados, hasta el punto de que acumula ya cinco partidos sin perder, tres de ellos victorias. Así, y tras un discreto inicio que supuso la salida del André Brocanelo y la llegada de Duda, que regresaba de esta forma a la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS), el Cartagena ya es octavo con 12 puntos, uno menos que el Viña Albali.
Su máximo realizador es el ala Fran Fernández, que suma ya seis tantos y que ha avisado esta semana de la dificultad de vencer en el pabellón Virgen de la Cabeza. «Ya sabemos que en su ‘bombonera’ será un partido muy duro, tanto en la pista como en el graderío. Te aprietan desde el principio y hasta el final. Lo que nos ha  pedido Duda es que tengamos intensidad y compromiso», explicó el jugador del Cartagena.
Lo cierto es que esta escuadra visitará por primera vez el Virgen de la Cabeza en Primera División, ya que la pasada campaña ambos equipos se midieron en el Quijote Arena por las obras de remodelación del pabellón manchego.
«Los dos equipos nos vamos a jugar la vida. Ellos están muy bien, todos sus jugadores están rindiendo muy bien y eso se está reflejando en la pista», continuó Fernández, que restó trascendencia al hecho de que el cuadro melonero esté ya en posiciones de Copa de España. «No es algo significativo. Quedan seis jornadas para el final de la primera vuelta y tal como está la Liga las cosas pueden cambiar de una semana a otra».