scorecardresearch

La Audiencia cierra el último capítulo de una trama de drogas

Pilar Muñoz
-

Juzga a uno de seis acusados de tráfico de drogas en Tomelloso tras cuatro intentos fallidos por la muerte de uno de los principales encausados y la fuga de otro

La Audiencia cierra el último capítulo de una trama de drogas - Foto: Pablo Lorente

La Audiencia Provincial cierra esta semana el último capítulo de un entramado de tráfico de drogas, principalmente cocaína, en la comarca de Tomelloso tras cuatro intentos fallidos de enjuiciamiento por una y otras cosas. Uno de los encausados murió antes del inicio del juicio, otro se dio a la fuga y el COVID fue otra de las causas.  

El pasado junio el magistrado presidente de la Sección Segunda de la Audiencia, Ignacio Escribano Cobo, señaló el juicio para los días 14 y 15 de septiembre, sin posibilidad de modificación. De este modo, ayer se retomó el juicio contra dos de los seis encausados por tráfico de drogas en Tomelloso, Socuéllamos y Pedro Muñoz.

En una sesión previa tres de los seis acusados admitieron el delito y aceptaron cumplir penas mínimas de entre dos y tres años de cárcel. Ayer uno de los dos que quedaba por enjuiciar también reconoció los hechos y aceptó dos años y dos meses de prisión (se apreció las atenuantes de drogadicción y dilaciones indebidas). El otro acusado mantiene su inocencia y ayer comenzó el juicio por su presunta implicación en el tráfico de drogas en la comarca de Tomelloso. El hombre acusado de proporcionarles las drogas para el tráfico ha fallecido. En la causa también estaban imputados un hombre, que en junio admitió el delito, y su hijo lo hizo ayer.

El juicio continúa hoy con el único acusado por juzgar en relación a unos hechos que se remontan a junio de 2016 cuando la Guardia Civil de Tomelloso detectó gran movimiento de tráfico de drogas, personas dedicadas a la venta y distribución de cocaína y otras sustancias en el municipio. Las pesquisas llevaron hasta un hombre y su hijo cuya actividad era la venta de estupefacientes en su casa o en la calle tras quedar telefónicamente con los clientes. Después cayó el hombre que presuntamente les distribuía la droga y ya fallecido.