scorecardresearch

Herrera «ganará» ocho trabajadores para vigilar a los presos

Pilar Muñoz
-

Está prevista la incorporación de funcionarios, pero sigue siendo pocos para el control de casi 400 presos

Herrera «ganará» ocho trabajadores para vigilar a los presos - Foto: Rueda Villaverde

La última intentona de motín en una cárcel Las Palmas ha vuelto a avivar la reivindicación de los trabajadores de Instituciones Penitenciarias por la falta «endémica» de personal en las prisiones españolas. Las dos cárceles ciudadrealeñas de Herrera de La Mancha y Alcázar no son ajenas a esta realidad, si bien la situación parece que va a mejorar «algo» con la incorporación de algunos efectivos por el concurso de traslado. En la prisión de Herrera «se va a ganar ocho o diez» funcionarios para el control y vigilancia en interior, es decir, en los módulos. Estas incorporaciones son fruto del concurso de traslados, indican a este diario fuentes de Acaip, tras remarcar que los funcionarios en prácticas ya han finalizado este periodo y se van a su centro de destino. En unas semanas está previsto que lleguen doce funcionarios de Instituciones Penitenciarias que actualmente están en la Escuela de Formación de Cuenca y, según la información dada a los sindicatos, Herrera de La Mancha podría ganar unos ocho o diez funcionarios para el control y vigilancia en el interior de la prisión. Aun así, la plantilla sigue siendo deficitaria, porque no se llegan a cubrir las plazas vacantes por jubilación y otras circunstancias como bajas por enfermedad. Según han indicado a este diario desde Acaip-UGT, hay más de una treintena de vacantes sin cubrir y casi 400 presos. Y cuando no se cumplen la relación de puestos de trabajo, «se ven afectadas todas las áreas» de las cárceles ciudadrealeñas de Herrera de La Mancha y Alcázar.

Las horas extras sería una solución a este déficit de personal, han apuntado los representantes sindicales de Acaip-UGT tras recordar que se tiene que hacer encaje de bolillos para cuadrar los periodos festivos y vacacionales. En este sentido, subrayan que el periodo para las vacaciones de verano oscilan entre mayo y octubre.

Volviendo a la última intentona de motín en Las Palmas, otras fuentes penitenciarias indican a este diario que en las cárceles ciudadrealeñas, sobre todo en Herrera de La Mancha, «todos los días hay algo, incidentes», que no llegan a más en buena medida porque tiene una plantilla «muy veterana». En las cárceles hay «conflictividad», pero por ahora las riñas o peleas no han sido importantes porque se actúa rápidamente, se hacen pronto con la situación, pese a la falta de trabajadores.

Por ejemplo, en el módulo 1 los presos son más peligrosos, con condenas elevadas por hechos graves y muy graves. Actualmente, hay uno o dos funcionarios por departamento, en el mejor de los casos dos, reiteran las fuentes. Entre la población reclusa se encuentran Tony King, que cumple condena por los asesinatos de Sonia Carabantes y Rocío Wanninkhof; Sergio Morate, que mató en Cuenca a su exnovia Marina Okarynska y a Laura del Hoyo en agosto de 2015; Antonio Ortiz, pederasta de Ciudad Lineal (Madrid); Patrick Nogueira, el asesino de Pioz (Guadalajara), que mató a su tía y sus primos; o José Bretón, que asesinó a sus dos hijos.