scorecardresearch

Ciudad Real amplía plazas de refugio por el éxodo ucraniano

Hilario L. Muñoz
-

Cepaim, MPDL y Cruz Roja aumentan en 37 las plazas de asilo y están pendientes de la autorización del Ministerio

Ciudad Real amplía plazas de refugio por el éxodo ucraniano

A la solidaridad y la acogida de las familias de la provincia de Ciudad Real con los afectados por la guerra de Ucrania se unirá en las próximas semanas el sistema oficial de refugio y que tiene previsto ampliarse en un 25 por ciento ante la afluencia de personas que se espera en España. En concreto, las tres entidades que gestionan el programa en la capital, Cruz Roja, la Fundación Cepaim y Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad (MPDL) se encuentran en trámites para ampliar en 37 las plazas para solicitantes de asilo. Supondrá pasar de 152 a 189 plazas en la primera fase, el inicio del programa, donde las entidades trabajan con los refugiados cubriendo todas sus necesidades. 

Por una parte, Cepaim se encuentra en trámites de ampliar en 12 plazas el programa de refugio, lo que implicará pasar de 42 a 54 puestos en la primera acogida. «Estamos intentando cerrar hoy uno de los pisos y equiparlo esta semana», dijo a La Tribuna el coordinador de Cepaim en la capital, Ignacio Gómez, quien explicó que «no está siendo fácil» encontrar viviendas para el proyecto. Además, la Fundación, al ampliarse los puestos de asilo, deberá aumentar también la plantilla con técnicos de acogida, de mediación o traductores. Gómez recuerda siempre que la llegada del programa a Ciudad Real ha supuesto un incentivo económico porque cada plaza «son puestos de trabajo» e inversión en «proveedores locales» que van desde extintores para los pisos a productos de alimentación, higiene o material escolar. La Fundación tiene actualmente el programa de refugio al completo de las 42 plazas ocupadas. De hecho, hay 44 personas con dos bebés, entre ellos el segundo ciudadano afgano que nace en Ciudad Real, ayer mediante cesárea. Con el recién llegado, son 18 los afganos que tiene Cepaim en refugio y que se encuentra a punto de pasar a segunda fase del programa. 

Gómez apuntó a la importancia de encauzar las ayudas al pueblo ucraniano a través de los cauces oficiales, con el programa de acogida, por ejemplo, de la Junta de Comunidades de cara a los menores, para lo que el Gobierno regional cuenta con una web, crisisucraniabsclm.es, donde se exponen todas las opciones de ayuda. 

Mientras, desde MPDL cuentan con la previsión de aumentar en 20 las plazas de asilo en la capital, si encuentran viviendas, señaló a este periódico el responsable de la organización en Ciudad Real, Manuel Lorenzo, quien apuntó también las serias dificultades que hay para encontrar un piso para los refugiados en la capital, pese a que supone el pago del alquiler durante un mínimo de un año. En total se pasará de 49 a 69 plazas gestionadas por esta organización. Igualmente, en esta entidad hay 17 afganos, procedentes del último gran conflicto, pero como ocurrió con Cepaim, no hubo entonces que ampliar plazas, ya que por el coronavirus habían caído el número de solicitantes de asilo. «Como entidad que trabajamos con la acogida de refugiados es nuestra obligación tener preparada una respuesta a esta situación», dijo Lorenzo. Cree que este incremento de plazas podría suponer «un refuerzo de los equipos». 

Hay que tener en cuenta que quienes vienen de Ucrania, a diferencia de otras personas con las que trabajan las entidades, tienen asegurado, por normativa europea, su estancia en España, no estarán pendientes de la resolución para saber si pueden permanecer en el programa de refugio en caso de que se deniegue. Lorenzo considera que quienes vengan a la capital a través del programa de refugio vendrán desde el centro habilitado en Pozuelo de Alarcón por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Ahí seguirán los mismos pasos que el resto de personas, con el traslado al centro de primera acogida en la región, que gestiona Accem, el traslado posterior a las viviendas para la primera fase con las que cuenta MPDL, donde tendrán apoyos a la hora de aprender español, y posteriormente su traslado a una vivienda, con apoyo inicial en los pagos y en búsqueda de empleo. 

Por último, en Cruz Roja hay previsión de ampliar en cinco las plazas de la capital. La ONG cuenta con programas de refugio en todas las capitales de la región y fue la única organización que amplió el programa con la operación Antígona, ante la llegada de refugios con 10 más. Si se conceden esas cinco plazas más, Cruz Roja pasará a tener 66 puestos.