scorecardresearch

Scalextric, 60 años a los mandos

Agencias-SPC
-

El sueño de millones de niños de todas las generaciones cumple seis décadas de vida con muy buena salud. Más que un juguete, es un icono que lleva desde 1962 estando presente en muchas de las cartas que reciben los Reyes Magos

Era un juguete estrella, con el que soñaban todos los niños para sentirse un Fitipaldi, a sabiendas que debían discutir con sus padres por ocupar tanto espacio en casa con las pistas negras de sus circuitos. El mítico Scalextric acaba de cumplir 60 años en España desde que en 1962 Exin compró su patente.

Para conmemorar esta efeméride, la Casa Seat de Barcelona acaba de acoger la exposición Scalextric: 60 años divirtiéndonos juntos, en la que ha hecho un repaso a la historia de este juguete icónico, que aún sigue fabricándose.

La muestra incluyó desde los coches más clásicos que se fabricaron a lo largo de estas seis décadas, como el SEAT TC 600, el Tyrrell P34, el Audi Quattro o el SEAT 850 Coupé, que los fans de Scalextric pudieron identificar, como los más innovadores y recientes que ha presentado la compañía, con tecnologías que incluso simulan paradas en boxes o repostajes.

La marca, pionera mundial en fabricación de modelos de automóvil eléctricos y pistas de circuito, llegó a España en 1962 gracias a la empresa de juguetes Exin, que obtuvo la licencia e introdujo este entretenimiento en decenas de miles de hogares españoles.

Ha sabido reinventarse y adaptarse a las nuevas tecnologías de la sociedad y, actualmente, trabajan para unir la más moderna (I+D) manteniendo la esencia y la tradición de este juguete clásico tan querido, según explica Luis Arnau Carreras, tercera generación de la familia que compró la patente para España hace 60 años y CEO de Scalextric en España.

A pesar de no tener el mismo impacto que en los años 80, «Scalextric cumple 60 años y sigue siendo un juguete tangible que la gente quiere. Es un juguete con unos valores intrínsecos, jugabilidad, competición y construcción, y sobre todo, que junta a personas: padres e hijos, abuelos y nietos y amigos. Todo esto es lo que hace que Scalextric cumpla 60 años y que vivirá 60 más», resaltó Arnau. De hecho, cerró el ejercicio 2021 con un crecimiento de un 50 por ciento respecto a 2020. Y sigue al alza.

Desde sus inicios, la fabricación de Scalextric ha ido implementando nuevas prestaciones y cambios, pero siempre con la intención de que los jugadores se sientan dentro de una competición real en casa. Sobre los aspectos técnicos, se han cambiado totalmente los motores mejorando su eficiencia y también su eficacia.

Más adelantos: crearon además nuevos accesorios electrónicos, como entrenadores automáticos, y los mandos han pasado a ser por control remoto.

Se ha incorporado ahora la opción de repostar, hacer parada en boxes e incluso adelantar a otros jugadores, todo para reproducir una carrera en cualquier circuito del mundial de Fórmula Uno.

«En el año 62 había dos pistas y dos coches y funcionaban con la tecnología de esa época. Con la introducción de la digitalización, se han podido desarrollar nuevos avances. En 2003 se digitalizó por primera vez una pista de Scalextric, lo que permitió que en una pista de dos carriles, pudieran correr hasta seis coches a la vez», recuerda Arnau. Desde 2019, con el Scalextric Advance, hasta nueve coches pueden competir al mismo tiempo y, además, permite hacerlo en interacción con los smartphones, tablets y redes sociales.

«En el smartphone puedes configurar tu coche, si frena más, si frena menos, cómo corre, el depósito de gasolina, etc. Esto es una puesta al día que da una nueva vida al Scalextric y que nos permite desarrollar en el futuro muchas otras opciones», explica el CEO de la compañía en España.

Además, después de la pandemia de COVID, las cifras pronostican un buen camino: respecto a 2021, Scalextric ha logrado incrementar en un 58 por ciento las ventas, por lo que sigue consolidándose como juguete pionero y con el que se divierten muchas familias.

De cara al futuro, Scalextric quiere seguir uniendo diferentes generaciones, para lo que ya trabajan en nuevos proyectos siguiendo las tendencias más actuales, según el nieto del fundador de Exin. «Nosotros, a diferencia de TikTok y las pantallas, unimos familias», afirma con orgullo.

Curiosidades

Hay pocos juguetes que hayan triunfado tanto entre los niños durante décadas. A lo largo de su dilatada existencia, han sido muchas las curiosidades que atesora el Scalextric, un símbolo atemporal que muchos sacaron del armario durante la época más dura de la pandemia.

Empecemos por el principio, ¿Por qué se llama Scalextric? El nombre Scalextric hace alusión a las principales características de este juego: Escala X y Electric.

En honor a la verdad, la marca Scalex ya existía antes de la creación de Scalextric. Era una gama de coches de carreras de juguete, diseñados por la firma inglesa Minimodels en 1952. 

Al salir almercado, los primeros modelos de fabricación artesanal, eran de metal. Más tarde el proceso se automatizó, y comenzaron a realizarse en serie empleando materiales como el plástico.

¿Pero qué es la Scale X? Los primeros coches no tenían un tamaño estandarizado, por tanto, cada juguete tenía una escala diferente; debido a esta variabilidad de sus rangos, se adoptó la palabra Escala X o Scale X (escala variable). Finalmente el tamaño se estandarizó a 1/32, y sigue siendo el utilizado en la actualidad.

Hay excepciones en la escala 1/32, que, por otra parte, es el tradicional para miniaturas de juguete. En Scalextric existen líneas de productos para niños en donde la escala es menor. También hay modelos que no siguen este estándar: en ediciones especiales y coches de rally.

Sorprendentemente, Scalextric sigue teniendo a día de hoy dos fabricantes diferentes. Hornby de Gran Bretaña es propietario de la marca Scalextric en todo el mundo, salvo en España. La empresa española Fábrica de Juguetes tiene los derechos de la marca Scalextric en nuestro país, así que vende aquí bajo esta denominación. Por ello, en ocasiones, se ven dos marcas en los juguetes a la venta.

En España y durante dos décadas, las vistosas ilustraciones en las cajas de Scalextric fueron obra de Lluis Bargalló. No es un desconocido de la industria: también creó los dibujos de otros clásicos como Ibertren, Madelman y Tente.

Con Scalextric se consiguió el Récord Guinness de construir la pista más larga con este tipo de juguete. Lo logró en 2009 James May, de Reino Unido, formando una de 4,75 kilómetros para una serie de televisión. 

¡El Scalextric más rápido alcanzó los 983 kilómetros por hora! Pero hay que tener en cuenta que se trata de una distancia a escala. Fue en 2008 con una réplica del Honda de Fórmula Uno.