scorecardresearch

Feriantes satisfechos con la alta asistencia tras el COVID

M. Lillo
-

Afirman que el reto ahora es que la Junta y los ayuntamientos «actualicen los recintos feriales»

Feriantes satisfechos con la alta asistencia tras el COVID - Foto: Tomás Fernández de Moya

Tras los dos años complicados que han pasado debido a la pandemia, los feriantes vuelven a ver la luz y lo hacen gracias a la reactivación en todos los pueblos de la Feria y fiestas patronales. Y, hasta ahora, ya superado el mes de agosto, la valoración es positiva. «La gente tenía muchas ganas de salir y los feriantes más», afirmó a este diario Manuel Martínez, presidente de la Asociación de Industriales Feriantes de Castilla-La Mancha.

Explicó que la asistencia a las atracciones está siendo alta y que los feriantes por su parte están haciendo encaje de bolillos para hacer frente al incremento de costes como la electricidad. «Los precios son más o menos semejantes a otros años, en algunos casos han subido algo, pero no ha sido desproporcionado», comentó Martínez, al tiempo que señaló que los feriantes saben que «a 2,50 se vende más que a tres euros».

Ahora, el sector ha vuelto a la actividad y puede afrontar los préstamos a los que en muchos casos tuvo que recurrir para salir adelante en la época de la pandemia. «La mayoría están endeudados con los ICO o con la familia, pero a ver si los saldan en un par de años», apostilló.

No obstante, una vez superada la parálisis que trajo la pandemia, el reto para los próximos años será «que la Junta y los ayuntamientos actualicen los recintos feriales».

El presidente de la asociación instó a las administraciones a mejorar la puesta a punto de estos espacios, sobre todo en lo relativo a las conexiones eléctricas. Otra cosa será, dijo, el precio al que luego tengan que pagar la electricidad.

Por último, se refirió al protocolo que realizan en cuanto a la seguridad, con ingenieros que certifican tanto la parte mecánica como la eléctrica, y calificó de «puntual» accidentes como el de la feria de Orgaz el pasado fin de semana, cuando descarriló una atracción.