scorecardresearch

Cuando la luz se convierte en tema de investigación

Hilario L. Muñoz
-

El Campus de Ciudad Real tiene un grupo de investigación, Pearl, que se dedica a los sistemas de energía eléctrica y analiza mecanismos que ayuden a consumidores o comercializadores a tomar decisiones correctas

Cuando la luz se convierte en tema de investigación - Foto: Rueda Villaverde

La luz se ha convertido en un tema de debate más después de cualquier sobremesa. El precio al alza, las renovables, las tarifas o el coche eléctrico son solo algunos de los contenidos que hay detrás de cada conversación acerca de las eléctricas. Este tema tan común es también un espacio académico, para la investigación en un grupo de la UCLM, Power and Energy Analysis and Research Laboratory (Pearl), que trabaja en aspectos relacionados con la red eléctrica y que podrían servir como base para que el cálculo del precio de la luz se haga de forma más ajustada. «Desarrollamos modelos matemáticos» que sirven de ayuda para «tomar decisiones a productores, comercializadores y consumidores, y a las autoridades encargadas de gestionar el mercado y la red de energía eléctrica», explica la doctora Raquel García, del grupo de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial de Ciudad Real.

Que la energía producida, su precio, su consumo y la red sea un ámbito de estudio académico da cuenta de la cantidad de factores que influyen en la luz, como energía, y también en su precio. «El precio de la luz se ha disparado mucho este verano», explicó la investigadora, quien apunta al precio del gas como una de las causas del incremento. «Hay una mayor producción de renovables y no hay un consumo exagerado, es normal que aumente ligeramente en verano por el aire acondicionado». «También han subido mucho los precios del CO2 y eso lo repercuten los generadores de combustibles fósiles», agregó.

El precio de la luz, explica García, se marca el día de antes. «Hora a hora, los generadores mandan sus ofertas de venta de energía», en bloques, y, por otra, los consumidores mandan sus ofertas de compra. «Los de venta de energía se ordenan de menor a mayor y los de compra de mayor a menor», donde ‘corten’ es el precio al que se van a pagar todas las ofertas aceptadas. El problema está en que ese punto no es el precio final del mercado porque hay variaciones por modificaciones de la demanda, por limitaciones de la red o porque una empresa no pueda aportar la energía, entre otros motivos.

Cuando la luz se convierte en tema de investigaciónCuando la luz se convierte en tema de investigación - Foto: Rueda VillaverdeNo hay nada que puedan hacer los consumidores ante esta situación salvo cambiar patrones para «consumir más en los momentos en que sea más bajo el precio». Hay que tener en cuenta que la influencia de ese precio de mercado es relativa en la factura. Afecta solo a quienes tienen el PVPC, los que están en el mercado regulado, sobre todo personas que en algunos casos pueden solicitar algún tipo de ayuda. El resto de familias o empresas suelen tener la luz en comercializadoras, donde hay «un precio fijado» de antemano.

La investigadora relata que los estudios muestran que el precio seguirá en alza, debido, entre otros aspectos, al precio del gas, que seguirá en aumento, o los derechos de emisiones de CO2, que van a seguir subiendo. La clave se encuentra en el aumento de las renovables y otros campos en los que trabaja Pearl. «La tendencia es que cada vez haya un consumo mayor», en lo que influirá, por ejemplo, el vehículo eléctrico. Por este motivo Pearl analiza si está preparada la red ante las situaciones que vendrán. García señala que la red eléctrica española es potente, pero, si siguen subiendo los precios, podría implicar problemas a futuro. Para evitarlo es necesario «invertir mucho más en renovables», energía más barata. Una opción es poner paneles fotovoltaicos en las casas y viviendas, con el recuerdo de que los coches eléctricos, estarán la mayor parte del tiempo parados, bien en cochera o bien en el trabajo, y ahí es donde se puede derivar el consumo.

Junto con estos análisis de la luz, entre las investigaciones de Pearl se encuentran aspectos como la planificación de las redes de transporte y distribución considerando una gran cantidad de vehículos eléctricos, o las plantas eléctricas virtuales (VPP) o agregadores de recursos, un ente económico que engloba consumidores y generadores para operar de manera conjunta y que tanto el consumo como la venta de energía sea más económica. «Sería unir consumidores de Madrid, Valencia o Barcelona con un productor en el País Vasco para comprar o vender energía de forma conjunta». Este puede ser uno de los aspectos teóricos que podría ayudar a reducir el precio.