scorecardresearch

Acelerando hacia la élite

Eduardo Gómez
-

David Almansa competirá la próxima campaña en el Mundial Júnior Moto3 con un equipo propio que busca nuevos apoyos

David Almansa, en una de las pruebas de esta campaña. - Foto: Manu Tormo

David Almansa (22-1-2006. Argamasilla de Calatrava) está ante unos meses claves en su carrera como piloto de motociclismo. A una prueba de concluir su participación en esta edición de la Hawkers European Talent Cup, el rabanero ya tiene asegurado el salto al Mundial Júnior de Moto 3 gracias al apoyo de Hawkers, Finetwork y MIR Racing, que han apostado por su talento hasta el punto de poner en marcha una escudería propia con un horizonte muy definido, debutar en el Mundial de Moto3 «en el año 2023 o a más tardar en el 2024», apunta Javier Martínez, su mánager.

El estreno de David Almansa en la Hawkers European Talent Cup no pudo ser mejor, pues el piloto del Finetwork Hawkers Mir Junior Team se adjudicó la segunda carrera en el circuito luso, sorprendiendo a todos por su destreza y valentía. «Es algo que muy pocos pilotos han logrado conseguir, ganar ya en la primera carrera y eso demuestra el gran talento que tiene David», afirma su mánager. Ahora, quiere cerrar esta etapa por todo lo alto, de ahí que para la última prueba su objetivo es claro: «Quiero ganar las dos carreras y despedirme así a lo grande», afirma con seguridad.

Si fuera de la pista es tímido y reservado, concentrado en cuadrar hasta el más mínimo detalle, sobre la moto se transforma. «Soy agresivo, pero a la vez me gusta el pilotaje limpio. Siempre intento dar el 100% de mí, aunque a veces los resultados no salgan como uno espera. Hay que aprender cuando los resultados no terminan de acompañar», afirma David Almansa.

Y es que, a pesar de un estreno triunfal en Estoril, la campaña no ha sido fácil para él. Las caídas, incluida una fractura de brazo en Montmeló, donde incluso fue asistido por la doctora personal de Jorge Lorenzo, el fallecimiento de su abuelo o la muerte también del joven piloto Hugo Millán en una de las pruebas, han condicionado una campaña en la que, en cualquier caso, siempre ha demostrado tener el ritmo de los mejores. 

Es tal su talento que Pedro Acosta, actual líder del Mundial de Moto3, también le ha apadrinado y en unas semanas tiene previsto mudarse para poder llevar a cabo entrenamientos y una preparación más específica con el murciano. Una decisión complicada para un adolescente de 15 años, pero que tiene claro que los sueños se cumplen a base de mucho trabajo y sacrificio. «Es un piloto que se involucra mucho conmigo y tengo que aprovechar la oportunidad de estar con él», apunta.

El año pasado no pudo correr las dos últimas pruebas por falta de recursos, de ahí que ahora confiese estar viviendo «un sueño», en ese nuevo proyecto en el Mundial Júnior de Moto3, donde contará con el respaldo de Hawkers, MIR Racing y Finetwork, que han apostado muy fuerte por sus cualidades, con un equipo con recursos propios y cuyo objetivo es «convertirse en referencia a nivel mundial y poder estar en el Mundial de MotoGP en un plazo máximo de tres años», afirma el mánager.

Las tres compañías, referentes en su sector, contarán con los mejores medios técnicos y con personal con trayectoria y éxitos en el Mundial. 

Ahora bien, el camino ahora hacia el Mundial requiere de una fuerte inversión económica y es ahí donde David Almansa y su equipo de trabajo hacen un llamamiento a las instituciones y empresas de la comarca, de la provincia y de la región para que se sumen a este proyecto. 

«Quiero poner a Argamasilla de Calatrava aún más en el mapa», afirma el piloto, «pero necesitamos su ayuda. Mi padre tiene un taller de motos y hace muchos esfuerzos porque es un deporte muy caro. Llega un punto que ya no se puede llegar más lejos sin patrocinadores», recuerda.

«Es una pena que un piloto con el talento de David Almansa no pudiera demostrar su potencial por no recibir los apoyos suficientes de las instituciones o de las empresas de la zona», añade su mánager, que recalca la importancia que dan siempre a la visibilidad de las marcas, llevando a cabo acciones de marketing para que tengan siempre el máximo retorno.

Su moto en el Mundial Júnior será una KTM 2020 idéntica a la que está tomando parte en el Mundial. «Es una gran responsabilidad estar tan cerca de un Mundial», confiesa David Almansa, que es ambicioso y afirma que «si los resultados salen bien podríamos dar el salto al Mundial en 2023 o como máximo en el 2024».