La campaña del níscalo mejorará aunque de forma limitada

Laura Buitrago
-

Las pasadas precipitaciones dan esperanzas a los expertos micológicos que esperan mejores resultados que en 2018 aunque, pese a todo, se mantienen «escépticos» por la irregularidad climatológica y la posible llegada de las heladas

La campaña del níscalo mejorará aunque de forma limitada - Foto: Alberto Rodrigo

Una de las cosas por las que se caracterizó 2018 fue por dejar en la provincia una de las campañas micológicas más flojas que se recuerdan. De ahí que los expertos en la materia se muestran optimistas con respecto a este año, que a causa de las recientes lluvias y las que atestaron septiembre durante la gota fría, permiten hablar de una temporada del níscalo «con poco, más favorable», como así lo declara a La Tribuna de Ciudad Real el profesor de biología en la UCLM, Juan Antonio Campos. Y es que otoño es la época dorada de los hongos, que necesitan de temperaturas bajas y tierras húmedas para dejarse ver entre montes y pinares.
Sin embargo, aunque Campos asegura que el níscalo, la seta más abundante y productiva a nivel económico en la provincia de Ciudad Real, «promete ofrecer un buen año» con su nacimiento durante el mes de noviembre, parece que desde la comarca de Monte Sur y la localidad de Puebla de Don Rodrigo, dos de los territorios que más se benefician económicamente de este hongo, las expectativas son distintas.
«La temporada de 2018 fue especialmente mala. Ahora, por lo menos tenemos la duda», señala el experto micológico José Antonio Morales, que con respecto a la zona de Saceruela y alrededores (lugar donde se encuentra especializado) establece que, «si bien ha llovido, ha sido de forma intermitente y por zonas». Esto, según declara a este diario, supone que haya zonas más hidratadas que otras, lo que despierta el escepticismo acerca de si el níscalo florecerá en grandes cantidades o si lo hará de forma moderada. No obstante, aunque para Morales «está siendo un año raro», el principal propulsor micológico de la comarca del Valle de Alcudia establece que todavía queda margen hasta mediados de noviembre y que «a ver qué ocurre con las lluvias previstas para estos días y con el frío, que eso también influye».
Las temperaturas son las que más preocupan al alcalde de Puebla de Don Rodrigo, Venancio Rincón, que se muestra pesimista puesto que «no ha llovido lo que tenía que llover» y señala que el resultado final de la campaña de níscalos en el pueblo dependerá de que las temperaturas sigan o no en descenso.
«Si el otoño es suave y templado, podremos retrasar la campaña hasta finales de noviembre», recalca el primer edil, aunque incide en que  «la cosa está complicada» y que esto repercutirá negativamente en la economía de este municipio que es, precisamente, uno de los pocos de la provincia con fincas municipales destinadas a la cosecha de setas.