scorecardresearch

La lava avanza en dos lenguas y su llegada al mar se retrasa

Agencias
-

El magma de uno de los recorridos presenta un movimiento más rápido y fluido porque proviene de la última boca eruptiva abierta

La lava avanza en dos lenguas y su llegada al mar se retrasa - Foto: Kike Rincón Europa Press

La lava del volcán de Cumbre Vieja ha llegado ya el barrio de Todoque, en Los Llanos de Aridane, que ha sido desalojado -viven algo más de 1.000 personas- lo mismo que ocurrió en la noche de este lunes en Tacande, en El Paso, tras la aparición de una nueva boca eruptiva.

El director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, ha explicado a los periodistas que la lava avanza de noreste a suroeste en dos grandes lenguas, una que avanza "más rápida y fluida" porque proviene de la nueva boca eruptiva y se superpone a la anterior, y otra que va más lenta, situada hacia el sur.

"Tiene un movimiento mínimo y no sabemos si alcanzará una mayor velocidad pero por ahora, lo dudamos", ha comentado.

La lava avanza en dos lenguas y su llegada al mar se retrasaLa lava avanza en dos lenguas y su llegada al mar se retrasa - Foto: Ramón de la Rocha

Morcuende no ha querido hacer cálculos sobre cuándo llegará la lava al mar ni ha precisado el número de viviendas afectadas dado que la emergencia no ha finalizado -según el satélite Copernicus son al menos 165-, y ha valorado que las evacuaciones se están realizando con éxito y que no ha habido incendios forestales que hubieran complicado aún más las labores de seguridad.

 

Superficie agraria afectada

La superficie agraria útil que se verá arrasada por la lava del volcán Cumbre Vieja en la isla canaria de La Palma rondará las 400 hectáreas, de las que cerca de 300 pertenecen a plataneras, según un mapa de proyección elaborado por la organización agraria COAG Canarias.

Según los datos facilitados, la segunda superficie más afectada directamente por el magma será dedicada a viñedo, con cerca de 60 hectáreas, mientras que el área de aguacate arrasada será de unas 21 hectáreas.

También habrá terrenos pequeños afectados cultivados de barbecho, subtropicales, papa, papaya, pastos o cítricos.

La proyección estima además que la lava arrase, en su camino hacia el mar, unas 230 hectáreas de superficie agrícola no utilizada.

Fuentes de COAG Canarias han detallado que la afectación indirecta, es decir, en explotaciones no arrasadas por la lava pero a las que no se puede acceder por el corte de carreteras e infraestructuras, podría ser el triple.