scorecardresearch

La mayoría de países de la UE apoya intervenir los mercados

SPC
-

Algunos estados recelan del Pacto Verde, pues podría menoscabar la capacidad productiva comunitaria. Planas asegura que las necesidades alimentarias estarán «plenamente cubiertas»

La mayoría de los Estados miembros de la Unión Europea apoya las medidas que Bruselas estudia aplicar, incluidas las ayudas al almacenamiento privado de la carne de porcino o la activación de la reserva de crisis, para paliar el impacto del conflicto en Ucrania sobre el sector agroalimentario europeo, según anunció la Comisión Europea (CE) después de una reunión del comité especial de Agricultura, un organismo técnico del Consejo. La CE informó también de la próxima publicación de un informe sobre seguridad alimentaria.

Las delegaciones, con «algunas excepciones», respaldaron ampliamente el conjunto de las medidas anunciadas por el Ejecutivo comunitario y se mostraron de acuerdo con la idea de Francia, país que preside el Consejo de la UE hasta finales de junio, de utilizar tierras reservadas para producir proteaginosas. Bruselas quiere que se pueda poner en marcha el almacenamiento privado lo antes posible, según indicaron fuentes europeas.

Por otra parte, en la reunión algunos países «expresaron dudas sobre la posibilidad de lograr los objetivos del Pacto Verde, ya que podrían menoscabar aún más la capacidad de la UE para producir alimentos», según indicaron fuentes comunitarias. Hubo además un llamamiento a la UE a reducir su dependencia con respecto a ciertos productos de algunos países, algo que pidió entre otros España, que insistió en la necesidad de reducir la dependencia de los piensos alimentarios.

A principios de mes, el comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski, confirmó que estudia la posibilidad de aplicar medidas excepcionales de intervención en los mercados para hacer frente a los efectos en el sector agrario de la invasión rusa de Ucrania. En particular, mencionó el almacenamiento privado, que implica la concesión de ayudas europeas para retirar producto del mercado de forma transitoria para recuperar los precios, con el objetivo de que al reducir la oferta los importes mejoren. España ha pedido a la Comisión Europea que adopte medidas urgentes que aseguren el abastecimiento en el mercado europeo de los productos más afectados por la guerra en Ucrania, en especial, cereales y oleaginosas.

 

Abastecimiento seguro.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Luis Planas, aseguró el martes que el abastecimiento alimentario está garantizado en un contexto «complejo» marcado por el alza de los precios, la sequía y la invasión de Ucrania, si bien ha abogado por conseguir una autonomía alimentaria como europeos y lograr mantenerla de cara al futuro. «Asistimos a un momento complejo que deriva de muchas circunstancias como el aumento de precios por la sequía y la invasión de Ucrania, con importantes consecuencias económicas desde un punto de vista alimentario», señaló Planas.

Quizá ante el nerviosismo de los consumidores y la avalancha de compras de aceite de girasol en los supermercados -a pesar de haberse duplicado su precio en menos de 15 días-, el titular de Agricultura insistió en la misma idea un día después. «Puedo decir que las necesidades alimentarias en nuestro país están plenamente cubiertas, lo que es un motivo de tranquilidad para el conjunto de la población», afirmó el ministro de Agricultura el miércoles.