scorecardresearch

Tercero y Cantón, en la Vuelta a Galicia

La Tribuna
-

El valdepeñero del Eolo Kometa viene de ser tercero en la Vuelta a Salamanca, mientras que el argamasillero apura la temporada recalificado en el Superfroiz

Fernando Tercero (a la derecha), en el podio de la Vuelta a Salamanca. - Foto: Fundación Alberto Contador

El valdepeñero Fernando Tercero (Eolo Kometa) y el argamasillero Isaac Cantón (Superfroiz) disputan desde este jueves y hasta el domingo la Vuelta a Galicia, una de las últimas pruebas por etapas de la temporada para corredores élite y sub 23. Tercero viene de ser la pasada semana tercero en la general de la Vuelta a Salamanca, mientras que Isaac Cantón está acabando la campaña recalificado como amateur en el Superfroiz, una de las escuadras que desea ser protagonista de la ronda gallega.

La Vuelta a Galicia tendrá uno de sus días claves en el exigente final en alto en el centro de deportes de invierno y estación de esquí de Cabeza de Manzaneda, que se subirá el sábado en la tercera etapa. 

La subida a Manzaneda Estación de Montaña se afrontará por su vertiente de Manzaneda y tras haber superado la emboscada de Soutipedre (6 km al 5,2%, con dos kilómetros finales muy duros). Se trata de una subida de once kilómetros que alterna tramos más favorables con kilómetros que superan el 7 y el 8% de pendiente media, y especialmente uno, superado Paradela, con una pendiente media del 10% y rampas del 15% y el 16%. La jornada, aunque sea corta en cuanto a kilometraje, presenta una gran dificultad añadida con el temprano ascenso al Alto de Portela, una subida de más de 15 kilómetros muy sostenidos al 5% de media. Y después, terreno comanche.

Lo cierto es que la prueba gallega no se reduce a la etapa de Manzaneda en lo que a dificultades orográficas a gestionar se refiere. El primer día, en el camino a Poio, el paso cercano por el Monte Castrove a través de A Escusa, 6 kilómetros a una media superior al 7%. El segundo, en la ruta a Taboada, la presencia de San Pedro Líncora (5,2 km al 5,9%). Y la última  jornada, nada sencilla tampoco en cuanto a terreno.