La mina de wolframio recibe el último impulso

Ana Pobes
-

La empresa promotora Mining Hill´s consigue después de dos años firmar el acta de ocupación de los terrenos, paso definitivo para comenzar los trabajos de este proyecto minero que creará al menos 175 empleos directos

La mina de wolframio recibe el último impulso

La mina de wolframio que la empresa Mining Hill´s S.L quiere instar en el paraje El Moto, en el término municipal de Abenójar, está cada vez más cerca de convertirse en realidad. Tras varios trámites y vicisitudes, la empresa promotora firmó el pasado 10 de septiembre el acta definitiva de ocupación de los terrenos. Una firma que llena de esperanza a este pequeño municipio de algo más de 1.300 habitantes, quienes desde el primer momento han apoyado este proyecto en el que ha centrado todas sus miradas como foco de riqueza y empleo.  
En diciembre de 2014, el proyecto ya recibió el visto bueno ambiental por parte de la Dirección General de Calidad e Impacto Ambiental de Castilla-La Mancha pero el siguiente paso se centraba en la adquisición de los terrenos, para lo que Mining Hill´s, compañía cuya sede social se encuentra en Guadarrama (Madrid), tendría que llegar a un acuerdo con los propietarios de los terrenos a expropiar. Uno de ellos planteó un recurso, y eso ha retrasado la ocupación efectiva del terreno dos años.
La alcaldesa del municipio, Verónica García, en declaraciones a La Tribuna, mostró su satisfacción  por haberse firmado definitivamente el acta de ocupación de los terrenos y ver que la mina está cada vez más cerca, ya que «supondrá un revulsivo socioeconómico no solo para la localidad sino también para la comarca». Y es que, «lo único que fija población en el mundo rural es el empleo», por lo que no es de extrañar que Abenójar centre su mirada en esos puestos de trabajo que conllevará su puesta en marca y que serán al menos 175 directos y otros tantos indirectos. Por todo ello, «el pueblo y yo como alcaldesa no nos creemos que al final se haya llegado a un acuerdo y confiamos en que las máquinas comiencen a trabajar en los terrenos lo antes posible». De momento, y según García, la empresa no tiene una fecha concreta marcada en rojo en el calendario en cuanto al inicio de los trabajos pero su objetivo es que  la mina se ponga en marcha en el horizonte de un año. Hasta entonces, en los próximo meses Mining Hill´s comenzará a ejecutar los trabajos previos como son, por ejemplo, los sondeos.
El proyecto prevé una producción anual de 500.000 toneladas de concentrado de wolframio y oro, convirtiéndose en «la mina más importante de Europa de este mineral estratégico». Asimismo, las inversiones previstas superan los 28 millones de euros y la apuesta implica la creación de más de un centenar de puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos.
El wolframio o tungsteno y varias aleaciones a partir de este metal se utilizan sobre todo para la producción de filamentos para lámparas eléctricas, dispositivos electrónicos de distinta índole y tubos para televisión. Su uso también es frecuente en puntos de contacto eléctrico, sobre todo en distribuidores de automóviles, dispositivos de rayos X, bobinas y diversos elementos de calefacción para hornos eléctricos. En menor medida, este elemento se usa en la construcción de naves espaciales.