Romero:"No hay política social sin buena política económica"

La Tribuna
-

La diputada del PP por Ciudad Real interviene en el Grupo de Trabajo de Políticas Sociales y Sistema de Cuidados de la Comisión para la Reconstrucción donde aboga por poner el foco en los que peor están pasando la crisis sanitaria, económica y social

Romero:"No hay política social sin buena política económica"

La diputada popular por Ciudad Real Rosa Romero ha subrayado que “no hay política social si no hay una buena política económica que genere empleo” durante su intervención en el Grupo de Trabajo de Políticas Sociales y Sistema de Cuidados de la Comisión para la Reconstrucción. Romero afirmó que "solo así podremos sostener, fortalecer y reforzar nuestro estado de bienestar” y adviertió que contra “los pactos ocultos o paralelos” contrarios al sentido de la Comisión el PP tiende la mano para pactar propuestas y soluciones "orientadas al futuro que propicien lo antes posible la recuperación, a partir de un diagnóstico claro, escuchando a los expertos y con un Plan de trabajo de cuatro días"

La parlamentaria ciudadrealeña pidió que el Grupo de Trabajo de Políticas Sociales y Sistema de Cuidados para la Reconstrucción ponga el foco en los que peor lo están pasando en esta crisis sanitaria, económica y social, "una auténtica tragedia con cuatro millones de españoles en ERTE, otros tantos en paro y 100.000 empresas quebradas" y propuso la puesta en marcha de “políticas de apoyo a las familias y a los más vulnerables”, luchar contra la exclusión social "y proteger a nuestros mayores, los más afectados por el COVID-19 y a los que más les debemos, porque pertenecen a esa generación del esfuerzo y el trabajo que sacó a España adelante" •

Rosa Romero apremió a abordar “el reto” de la vuelta a las aulas y la transformación tecnológica para paliar la brecha digital educativa, subraya que "la Educación es el mejor garante de la igualdad de oportunidades” y pidió trabajar para que los jóvenes “tengan la mejor preparación y puedan asumir un papel protagonista en la recuperación y en la construcción del futuro de todos”. También urgió a impulsar el Pacto de Estado contra la Violencia de género con medidas específicas de protección a las víctimas, que han sido "una de las caras más amargas de la crisis, condenadas a estar en sus domicilios con sus maltratadores", la mismo tiempo que plantó que “otra prioridad” que debe estar presente en la línea de trabajo de la Comisión, junto a la igualdad y la violencia de género, es la de “favorecer” medidas para la conciliación efectiva de la vida laboral y familiar, que ha sido “otra de las lecciones” de esta crisis, con mayor incidencia en las mujeres.