Junta y Diputación exigen la formación del Ejecutivo central

La Tribuna
-

Ambas instituciones piden a los políticos responsabilidad para formar gobierno para poder avanzar en su acción coordinada de apoyo a las Administraciones locales

Junta y Diputación exigen la formación del Ejecutivo central

Los ayuntamientos de la provincia y de la región, así como las cinco diputaciones de Castilla-La Mancha, necesitan que el Gobierno de España comience «cuanto antes» a desarrollar políticas municipalistas que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos de la provincia y la región. Esta fue la conclusión a la que llegaron ayer el presidente de la Corporación provincial, José Manuel Caballero, y el viceconsejero de Administraciones Públicas de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, José Miguel Camacho, que mantuvieron una reunión en la que dejaron patente que la necesidad de la incorporación inmediata del Ejecutivo nacional a la acción coordinada de apoyo a los entes locales que desarrollan las instituciones regional y provincial.
Con vistas a esto, demandaron a los partidos políticos que, en las próximas elecciones del 10 noviembre, hagan un «ejercicio de responsabilidad y permitan formar gobierno a la opción más votada». En estos términos se expresó Caballero, que mantuvo que «hay que desbloquear la situación para poder tomar decisiones que favorezcan la liquidez de los ayuntamientos y diputaciones», por lo que es «fundamental» la coordinación en el plano político e institucional. Asimismo, vaticinó un próximo mandato «igual de próspero que el anterior para los ciudadanos de la provincia y la región» en alusión a la «sintonía establecida» entre los organismos municipales y provinciales con  la Administración regional, aunque insistió en que «existen decisiones, como la retirada de la regla del techo de gasto, que debe adoptar el Ejecutivo central».
Caballero y Camacho debatieron también asuntos como las competencias de las administraciones locales, aunque la necesidad más demandada fue poder disponer de los recursos económicos de los bancos para invertir en infraestructuras, empleo y servicios públicos, con el fin de mejorar la calidad de vida de ciudadrealeños y manchegos. No obstante, aunque ambos coincidieron en que en los últimos cuatro años y medio la Diputación y la Junta lograron estabilizar a los ayuntamientos, el presidente de la Diputación recalcó que «sigue habiendo necesidades», a lo que el viceconsejero resaltó las «ventajas que comporta para la ciudadanía el entendimiento entre las instituciones».
Con vistas a esto, Camacho trasladó la intención de la Junta de poner en marcha un Consejo Regional de Provincia «para llegar a cuantos más ciudadanos, mejor».