scorecardresearch

Casado se niega a un nuevo Plan E de «tejados y calderas»

L.G.E.
-

El líder del PP avisa desde Toledo que los fondos europeos se van a repartir en España «a discreción» y que lo va a decidir el jefe de gabinete de Sánchez. Reclama una agencia independiente como en Francia o Italia

Casado recomienda leer a los «capitalistas optimistas» como Pinker y Mark Lilla. - Foto: Yolanda Lancha

Todos pendientes de con quién pacta Pedro Sánchez los presupuestos, pero Pablo Casado avisa de que para Europa hay algo más importante:un plan nacional de reformas para invertir bien los millones de euros que ha puesto Bruselas para la recuperación de la crisis del coronavirus. El líder del PP ha asegurado hoy en Toledo que eso es lo que él ha ofrecido a pactar con Pedro Sánchez y que tiene ese ofrecimiento desde que se reunió hace un  mes con él en La Moncloa. No se trata de poco dinero, sino de 140.000 millones de euros.

Casado estuvo en Toledo en la Asamblea General de la Asociación de Empresa Familiar, donde contó su plan económico para España. Señaló que también es fundamental que se constituya una agencia independiente para gestionar estos fondos. Indicó que en Francia Macron ha elegido a su oponente político para dirigirla y que en Italia o Polonia van por la misma línea, que son otros de los países que más dinero van a recibir. Pero lamenta que en España no sea así.

«¿Qué ha hecho España? Pues poner al jefe de gabinete de Pedro Sánchez a dirigir una oficina que va a hacer puro lobby», avisó. Y es que le preocupa que desde esa oficina se va a elegir «a discreción» a qué proyecto, a qué empresa, ayuntamiento o comunidad va el dinero. Por eso, le pide a Sánchez que vaya al Parlamento, que pacte con los partidos, que se reúna con patronal y sindicatos y «que todos podamos decidir qué necesita España».

Indicó que sobre la mesa se tienen que poner proyectos a largo plazo, «no planes E de creación de empleo intensivo a corto plazo». Recordó que con esos planes E se gastaron 13.000 millones de euros y que el saldo final fueron tres millones de parados más. «No vayamos a hacer un plan E verde y digital, y en vez de rotondas, cambiar tejados y poner calderas», avisó.

Por lo que se supo esta semana del Plan de Recuperación, Casado solo sacó de conclusión que «no hubo ninguna cifra, sino que eran pianos y violines». Realmente sí hubo una cifra, pero no le convenció mucho, la de la creación de 800.000 empleos. Por un lado, Casado recordó que justo es la cifra que prometió Felipe González en unas elecciones y que luego se tradujo en 800.000 parados. Pero es que además ese número le parece poco para estos momentos, pues apunta que con la crisis del coronavirus se ha perdido un millón de empleos. «Lo que ha estado anunciando es un saldo negativo de 200.000 empleos destruidos cuando acabe la legislatura», apuntó.

Pendiente del Banco Central Europeo. Y si son fundamentales los fondos europeos, Casado avisó de que no es menos importante la ayuda que da el Banco Central Europeo comprando deuda. El líder del PPexplicó que ahora lo hace con todos los países porque todos están pasando la crisis, aunque comentó que en España se usa para pagar los ERTEy en Alemania para refinanciar Lufthansa o Deutshce Telekom y se pregunta cómo vana poder luego competir las empresas españolas con estas compañías alemanas.

Pero Casado cree que el problema llegará si «España se queda rezagada» y sale más tarde de la crisis, pues apunta que el Banco Europeo no va a seguir comprando deuda española si el resto de países ya no lo necesitan para sus cuentas. «El BCE dirá que ya no puede comprar deuda y que acuda a un rescate», avisó. De ahí que cree que otra de las claves económicas a medio plazo está en la rapidez con la que se salga de la situación de números rojos. «Hay que evitar que la asimetría en la afectación sanitaria y económica no se convierta en una asimetría en la salida de la crisis», advirtió.