Aumentan en 300 los positivos con un descenso de ingresos

Hilario L. Muñoz / La Tribuna
-

La provincia de Ciudad Real supera las 2.800 personas contagiadas, un 40 por ciento de ellas ingresadas, y acumula 272 fallecidos, casi la mitad de ellos en los últimos cuatro días

El número de positivos llega a 2.807 y los fallecidos a 272 - Foto: Fotos Rueda Villaverde


La realización de test rápidos en la provincia de Ciudad Real ha provocado el mayor incremento hasta ahora, en cifras globales, de positivos desde que se inició la epidemia. En el parte de este jueves son 336 personas más las que han dado positivo, lo que eleva a las 2.807 personas el número de positivos existentes. Se trata de un incremento que era posible en estos días en que Castilla-La Mancha está iniciando el trabajo con los test rápidos, aunque detrás encierra varias cifras para el optimismo, cuando se atiende al número de hospitalizados o las tasas porcentuales.
De este modo, los 336 casos más, implican un incremento del 13,60 por ciento. Se trata de una cifra elevada aunque es casi la mitad de los datos que se registraron hasta hace una semana cuando el ritmo de subida era de más del 20 por ciento. De hecho, desde el pasado viernes ese ritmo se ha ralentizado, fruto de las medidas de aislamiento. Hay que tener en cuenta que en Castilla-La Mancha el número de positivos es de 7.682, 635 más de los que había el miércoles, por lo que más de la mitad de los nuevos contagios se han declarado en la provincia de Ciudad Real.
Como dato positivo aún más se encuentra el hecho de que las hospitalizaciones hayan caído, tras días de incremento. En concreto en la mañana de ayer había 1.170 personas ingresadas, 29 menos que el miércoles. Pero más allá de esta situación hay que prestar atención a que hace una semana seis de cada diez casos positivos eran hospitalizados en la provincia, seguramente por la reducción de los niveles de oxígeno en sangre, ahora son cuatro de cada diez. La carga asistencial es casi la misma, un millar de pacientes aproximadamente, pero el incremento diario de casos no está suponiendo mayor colapso de los centros sanitarios. De hecho, se puede decir que las cifras permanecen en los últimos días con variaciones de una decena de pacientes por hospitales. Ayer se encontraban 374 pacientes ingresados en el Hospital General Universitario de Ciudad Real; 389, en La Mancha Centro; 144 en Tomelloso; 121 en Puertollano; 64 en Manzanares; y 78, en Valdepeñas.
De hecho la situación actual de Ciudad Real en hospitalizaciones es más próxima a la regional, donde de media el 41,4 por ciento de los pacientes que han dado positivo se encuentran ingresados. La distribución de casos y hospitalizados en el resto de provincias es de 2.098 caso en Albacete, 807 hospitalizado; 1.673 en Toledo, de los que 731 están en hospitales; 796 en Guadalajara, de los que 295 están ingresados y 308 casos en Cuenca, con 181 en hospitales de esta provincia.
Por último, el peor dato de este jueves se encuentra en los fallecidos con una situación que no cambia desde hace días. La cuenta actual es de 272 ciudadrealeños que han muerto por COVID-19, pero hay que tener en cuenta que prácticamente la mitad de estos datos, 127, han ocurrido en esta misma semana. Toledo cuenta con 234, Albacete con 170, Guadalajara con 105 y Cuenca con 73. En total hay 854 fallecidos en Castilla-La Mancha por coronavirus.