«En el Quijote Arena sería más fácil, aunque más caro»

Manuel Espadas
-
Paqui López, Juan Pablo Marciel y Mar Jiménez (derecha), durante el desayuno informativo celebrado en el hotel Parque Real. - Foto: LT

Juan Pablo Marciel, presidente del Vestas BM Alarcos, se muestra convencido de que el ascenso a la Liga Asobal está «cada vez más cerca» y expresa su deseo de poder ejercer de anfitrión de la fase

El balonmano de Ciudad Real tiene cada vez más cerca retornar a la máxima categoría nacional. Quizás esté a mes y medio de conseguirlo. Es el deseo y casi la convicción de la directiva del Vestas BM Alarcos, que hoy ofreció un desayuno informativo para expresar su firme intención de organizar el play off en el que se pondrá en juego una plaza en Asobal el fin de semana del 8 y 9 de junio, víspera de la celebración de la patrona de la capital y del equipo, la Virgen de Alarcos. «Toda una señal», decía medio en serio medio en broma su presidente, Juan Pablo Marciel.  
A cuatro jornadas para el final liguero en Plata, el Vestas Alarcos es segundo con tres puntos de ventaja y un partido más jugado que el Puerto Sagunto, por lo que depende de sí mismo para ganarse el derecho a ser anfitrión de una fase de ascenso para la que ya está clasificado de forma matemática, después de «un año de récords» del equipo, como destacaba Marciel.
En el club no es suficiente jugar esta fase, por tercera vez en cuatro años, sino que el máximo deseo es ser anfitrión, porque así las opciones de ascenso crecerían de forma importante, a tenor de la regularidad que está mostrando el equipo en el Quijote Arena, donde sólo ha dejado escapar dos puntos. «Dependemos de nosotros, y creemos que la afición quiere que la juguemos en casa, y en el Quijote Arena sería más fácil conseguir el ascenso, aunque también más caro», matizaba Marciel, en referencia a los cerca de 60.000 euros que le podría costar al club ser organizador.
En cualquier caso, el presidente se mostraba optimista: «La reconquista toca a su fin. No es un todo o nada, pero éste es el año. El ascenso está cada vez más cerca».