Revés al fútbol más humilde

Eduardo Gómez
-

Clubes modestos como Poblete, Villamayor y Santa Cruz de Mudela ya han anunciado que renuncian a competir esta temporada apelando a la responsabilidad y seguridad

Plantilla de la UD Santa Cruz. - Foto: LT

Las consecuencias de la pandemia llegan a todos los eslabones del deporte, incluidas las categorías más humildes. Así, en el caso del fútbol, en los últimos días tres clubes de la provincia de Segunda Autonómica (la categoría más baja del fútbol regional) como Poblete, Villamayor y Santa Cruz de Mudela han anunciado su decisión de renunciar a competir al entender que no pueden garantizar en la práctica el cumplimiento de los protocolos sanitarios. De esta forma, y apelando a la responsabilidad, han decidido no jugar esta campaña y evitar así riesgos de contagios entre sus integrantes, vinculados todos ellos al fútbol por pura afición y sin ningún tipo de ánimo de lucro.   
La UD Santa Cruz de Mudela se fundó en 1941 y tras ocho décadas compitiendo en ligas federadas, esta campaña será la primera en la que no se inscriba. «Lo primero es la salud de los jugadores, técnicos y aficionados», recuerda Noel Gómez, presidente de la entidad, que admite que «nos costó mucho tomar esta decisión, pero creo que es lo más responsable. El que quiera empezar, que lo haga y compita, pero está claro que te puedes llevar un disgusto. Cada uno sabe los riesgos que puede asumir».
Daniel Melgar, presidente de la UD Poblete, recuerda que «somos un club humilde y no tenemos los medios para garantizar la seguridad de nuestros jugadores. Primero nos inscribimos y luego renunciamos en función de cómo ha evolucionado la pandemia. Aquí nadie vive del fútbol y no tenemos esa necesidad de complicarnos la vida o de que alguien pueda reprocharnos algo en el caso de que haya un brote o cosas incluso más graves», explica. 
Un once inicial del Villamayor de la pasada campaña.Un once inicial del Villamayor de la pasada campaña. - Foto: LTDe hecho, confiesa haber sentido «un gran descanso» tras haber tomado esta decisión y opina que serán más los equipos que opten por renunciar.
En el caso de la UD Poblete, con esta denominación lleva jugando en el fútbol regional federado desde la campaña 1995-96.
Villamayor era hasta ahora la localidad más pequeña (600 habitantes) con un equipo en el fútbol federado y después de más de tres décadas con su actual denominación (antes existía el Zodíaco) ha decidido no inscribirse. José Velasco, último presidente y miembro de la junta gestora que ahora rige el club, señala que la prioridad «es el tema sanitario y, sinceramente, no vemos garantías de que se pueda competir con seguridad. Somos los primeros en defender el fútbol modesto, pero no podemos asumir esta responsabilidad».
Una formación inicial de la UD Poblete.Una formación inicial de la UD Poblete. - Foto: LTTodos ellos han encontrado el apoyo de entrenadores, jugadores y aficionados. «Tenemos nuestros trabajos, leemos las noticias y entendemos que las cosas no están para jugar», resumen, y entre las alternativas que plantean, estaba retrasar el inicio de la liga, a la espera de que la situación mejorase.
Unido al tema sanitario, está también el capítulo económico. Con presupuestos de en torno a los 12.000 euros, todos ellos reconocen que encontrar ahora patrocinadores o pequeños apoyos es difícil. «No puedes ir a pedir dinero a un negocio que ha estado varios meses cerrado. ¿Cómo vas a pedir dinero para una valla o para un carnet sin saber si el público va a poder entrar? Para los Ayuntamientos ahora son también momentos muy complicados», enumeran.
Por todo ello, y poniendo la responsabilidad por encima del amor a los colores del equipo de su pueblo, han decidido dar un paso atrás.
MÁS RENUNCIAS. En otras provincias también se espera una reducción de equipos en Segunda Autonómica, motivada también, evidentemente, por la ausencia de descensos de la pasada campaña. La Federación Territorial recuerda que entre sus obligaciones está la de promover y regular las competiciones en el ámbito autonómico y que con la normativa sanitaria actual los equipos federados tienen derecho a desarrollar sus entrenamientos.