González: «Hay que tener tranquilidad y sensatez»

Eduardo Gómez
-

El médico del Viña Albali Valdepeñas explica que las medidas que han tomado con la plantilla son las que debe asumir cualquier colectivo en estos momentos

José Carlos González (al fondo a la izquierda), tras la entrega de trofeos de la Copa de España. - Foto: Rueda Villaverde

«Es verdad que son deportistas de élite, pero ante todo son personas y en estos momentos tienen que hacer como cualquier persona normal». Con estas palabras resume José Carlos González, médico del Viña Albali Valdepeñas, las recomendaciones que ha transmitido a la plantilla por la crisis del coronavirus.  
La suspensión de las dos próximas jornadas de Liga llevó a directivos y técnicos a suspender también los entrenamientos del equipo, siguiendo las recomendaciones de las autoridades competentes.
En cualquier caso, y al margen de estos críticos momentos, el galeno mantiene un contacto diario y permanente con todos los integrantes del equipo. «Es gente que procede de otras ciudades y durante la temporada les ayudamos tanto a ellos como a sus familiares en cualquier aspecto relacionado con su salud. Cualquier duda que tengan se la intentamos resolver», explica.
Más aún en estos días, donde el mensaje que se les ha transmitido a técnicos y jugadores es que «extremen las precauciones y que eviten aglomeraciones y cualquier reunión social y familiar que no sea estrictamente necesaria. También les hemos pedido que eviten viajes innecesarios y lógicamente todo el tema de la higiene». Recomendaciones que insiste deben ser extensibles a toda la ciudadanía.
José Carlos González, que trabaja en un Centro de Salud de la ciudad del vino, está viviendo días frenéticos, pero insiste en que el mensaje debe ser «quedarse en casa. Es un proceso que todos debemos pasar y que es mejor hacerlo con tranquilidad y sensatez. Cuanto más nos protejamos cada uno, más protegeremos a los demás», sentencia. Por todo ello, considera que es una decisión totalmente acertada el que los clubes suspendan sus entrenamientos e insiste en que lo mejor «es quedarse en casa, pero con tranquilidad, que esto no es el fin del mundo».