scorecardresearch

Una ultraderechista camino del Elíseo

Agencias
-

Le Pen suaviza la imagen y el discurso del Frente Nacional que fundó su padre para intentar conquistar a los votantes descontentos

Una ultraderechista camino del Elíseo

La familia, la religión y la política han atravesado la vida de Marine Le Pen (1968, Neuilly-sur-Seine). No es una recién llegada a la política francesa, pero el de mañana es su mayor reto. Nunca antes la ultraderecha ha estado tan cerca de llegar al Elíseo, un hito atribuido a la propia candidata, que ha dejado atrás la imagen dura de su padre para suavizar un discurso que sigue preocupando en los círculos más moderados del país galo y de Europa.

Le Pen vivió ya desde su infancia marcada por la carrera política de su padre, Jean Marie Le Pen, que fundó en 1972 el Frente Nacional. Su licenciatura en Derecho le permitió trabajar durante varios años como abogada en París, pero en 1998 ingresó en el aparato del partido familiar, que aún no ha abandonado. En 2011 fue proclamada como nueva líder del Frente Nacional, sin oposición.

Con el objetivo de suavizar el lenguaje de su padre se fue distanciando de él hasta que en 2015 le suspendió de militancia tras unas declaraciones antisemitas. Ese distanciamiento también se materializó en 2018, cuando cambió el nombre de Frente Nacional por Agrupación Nacional. Con la de mañana, será la tercera vez que Le Pen intente hacerse con la Presidencia. Ya lo intentó en 2012, cuando pese a no pasar a la segunda vuelta cosechó los mejores resultados de la historia del partido. También en 2017, cuando fue la segunda candidata más votada y se enfrentó cara a cara contra Macron.

Más allá de la inmigración, la invasión rusa de Ucrania ha obligado a Le Pen a rebajar el tono en asuntos como el europeísmo o la relación con Vladímir Putin. Llega con menores apoyos políticos que su rival y su figura se ha visto empañada por una imputación en 2018.