scorecardresearch

Un gato y un dron en una ciudad de neón

Sara Borondo
-

BlueTwelve debuta con una historia de plataformas y puzles llena de encanto

Un gato y un dron en una ciudad de neón

Una sola imagen puede servir para promocionar un juego, como sucedió en Stray con su primer teaser en el que se veía a un gato de color canela deambular por una ciudad de aspecto ciberpunk. El «juego del gato» no tardó en hacerse popular y había muchas ganas de controlar al animal mientras se mueve por una ciudad de neón, grafiti y robots. Para acabar de darle un toque con personalidad, el protagonista va acompañado en su aventura por un dron, B-12.

Los movimientos felinos del animal callejero y los bellísimos y decadentes escenarios acogen una aventura en la que hay que ir explorando y resolviendo puzles para avanzar siempre controlando a un gato y con los movimientos que este realizaría. En la ciudad en la que comienza la acción no hay humanos, aunque su presencia en el pasado se percibe por todas partes, y ahora solo quedan unos robots que se esconden de unas criaturas que devoran todo a su paso. Impacta ver a un gato caminando por esas calles repletas de luces industriales y de suciedad dibujadas con un nivel de detalle impresionante.

Dadas las características del gato, B-12 es un compañero indispensable ya que él sí puede manipular objetos y su voz será la que vaya completando la historia usando los recuerdos recuperados durante el juego y la que permita al protagonista comunicarse con los robots que encuentre por el camino, y sirve hasta de inventario. El gato empuja las cosas con la pata o destroza con las garras alfombras o puertas. Manejarlo es tan agradable como sugería aquel primer vídeo, y va creando una relación con B-12 que llega hasta el jugador. Felino y dron componen una de las parejas con más encanto de los videojuegos. Elegir a los dos como protagonistas es uno de los mayores aciertos de BlueTwelve Studio en su primera aventura, que ha sido editada por Annapurna Interactive.

Un gato y un dron en una ciudad de neónUn gato y un dron en una ciudad de neón

Stray llega a PC, PS5 y PS4 y como parte de PlayStation Plus Extra y Premium. Además de las versiones digitales sale una edición física que incluye seis postales con el arte del juego. Merece mención especial que se haya destinado un botón a que el gato maúlle. Jugado en PS5 ofrece el toque extra que cabe esperar del mando de la consola.

Stray mantiene el atractivo para la vista y la jugabilidad hasta el final, de manera que la aventura se hace corta. Aunque la dificultad no es demasiado alta, Stray tampoco le deja todo en bandeja al jugador, sobre todo lo referente a la historia del juego, que consta de varias capas con los dos protagonistas y atrapa al jugador.

Un gato y un dron en una ciudad de neón
Un gato y un dron en una ciudad de neón
ARCHIVADO EN: Drones, Videojuegos