Un parón para incidir en la formación

Eduardo Gómez
-

Marisa Villa, que ha sido elegida como instructora de FIFA para los Juegos Olímpicos de Tokio, trabaja estos días preparando exámenes y pruebas a los colegiados

Marisa Villa sigue trabajando en la formación de los colegiados desde su domicilio. - Foto: LT

Marisa Villa lleva prácticamente toda su vida ligada al arbitraje y durante este parón sigue trabajando para incidir en la formación de árbitros y asistentes. En 2013 la internacional de Puebla de Don Rodrigo dijo adiós al arbitraje y desde entonces ha ido ocupando distintos cargos de responsabilidad en este estamento. Actualmente forma parte de la Comisión Técnica del Comité de Árbitros de la Federación Española de Fútbol y se ocupa de trabajar preferentemente con la Liga de Fútbol Profesional y el fútbol femenino, aunque también desarrolla labores para la Segunda B, haciendo hincapié en la labor con asistentes. Además, es instructora de la FIFA, lo que le permite desarrollar su trabajo por todo el mundo. 
Su último partido fue el Betis-Real Madrid, de Primera División, disputado en el estadio Benito Villamarín el 8 de marzo. De Sevilla tenía previsto viajar a Israel para un partido femenino entre la selección nacional hebrea y Georgia. «Leí por la prensa que Israel había prohibido la entrada a ciudadanos españoles por esta crisis del coronavirus. Escribí un correo a la embajada y me lo confirmaron, así que tuve que avisar a FIFA para suspender ese viaje», relata.
Con anterioridad se había cancelado un curso de instructores FIFA en Doha (Catar) previsto del 14 al 21 de marzo y a partir de ahí su agenda se ha visto alterada bruscamente.
Diariamente se reúne por Skype con los excolegiados Undiano Mallenco y Clos Gómez y se encargan de preparar videotest, exámenes y presentaciones para los árbitros y asistentes de todas las categorías. A las árbitras de fútbol femenino prepara vídeos de las tres últimas jornadas y ahora va a intensificar su labor en una plataforma de la UEFA para trabajar con los asistentes, que a modo de simulador de videojuego plantea jugadas y acciones de fuera de juego sobre las que deben resolver. 
El 6 de marzo recibió la notificación de FIFA que acudiría a los Juegos Olímpicos de Tokio como instructora. Iban a ser sus quintos Juegos y ya ha enviado toda la documentación requerida para acreditarse, aunque el más que posible aplazamiento de la cita olímpica prevista para este verano hace que todo ahora mismo sea una incógnita.