Durán se pone a cazar fantoches

Nieves Sánchez
-

Agustín Durán estrena temporada con una comedia con la que hará recapacitar a las mentes descarriadas y sembrará criterio

Durán se pone a cazar fantoches

Agustín Durán tiene una misión  que comenzará a partir del próximo mes: atrapar fantoches. El cómico de Picón estrena nuevo espectáculo el próximo 12 de octubre en Villarrobledo (Albacete), Cazafantoches, cuyo estreno nacional tendrá lugar en Madrid seis días después, el 18, en el Teatro Alcalá, donde inicia la temporada con fechas hasta agosto de 2020.
«Los fantoches están por todos lados», comentaba ayer a La Tribuna el creador de ¡Hola borreguetes! saludo de ‘guerra’ made in La Mancha con el que ha cosechado sobre los escenarios tantos éxitos en los últimos años y que le ha valido para hacerse un nombre en la lista de cómicos de este país al más puro estilo chanante. El siguiente paso en la carrera humorística de este profesor de piano pasa por desenmascarar a los fantoches que nos rodean.
La RAE los define como personas de aspecto grotesco o que viste o se comporta de forma ridícula. Son estos personajes el blanco del cómico. «La Universidad de Wisconsin y la de Brazatortas ya están estudiando que haya jóvenes que lleven chanclas y unos calcetines subidos a la altura de las rodillas creyéndose modernos, eso era algo que ya hacía su abuelo cuando iba a bañarse al pantano hace 50 años. ¿Era acaso mi abuelo un visionario? Alguien tendrá que revisar estos conceptos. Es hora de terminar con estos comportamientos e imponer cordura», apuntaba Agustín Durán con la sorna que lo caracteriza. «Al final es, a través del humor, escarbar en cosas que se hacen a día de hoy y a las que nuestros abuelos no le dan explicación alguna».
El espectáculo de Agustín Durán está pensado para una duración de 90 minutos, pero eso al principio, porque al final será como con los borreguetes, que aún estando pensada para ese tiempo sobre el escenario ha habido funciones de dos horas y cuarto. «A estos espectáculos les pasa una cosa muy bonita y es que van creciendo a medida que pasa el tiempo, evolucionan y van incluyéndose cosas y desapareciendo otras que no funcionan». Eso sí, según indicó el cómico, toca una época de rodaje y hasta que no madure no será cuando llegue a Ciudad Real. «Es mi tierra, es una responsabilidad, por eso la fecha de la capital no está cerrada porque quiero que llegue cuando esté completamente redondo».
Por lo que respecta al resto del año, Durán tiene ya cerradas el 80% de las fechas en puntos de todo el territorio. «Quedan huecos libres, pero con lo que tengo, estaré entretenido al menos un año, 12 meses que me puedo seguir dedicando a lo que me hace feliz y me apasiona».
un regalo. Durán habla desde la distancia del éxito cosechado «como un regalo» que le ha dado la vida. «Estoy viviendo un sueño, porque poder hacer lo que me gusta  y encima que no me hayan dado ninguna paliza en ningún sitio es una maravilla, se agradece. Es un lujo que la gente venga a verme, que coja el coche o salga a pie de su casa y diga: vamos a reírnos con Agusín».