La obra de calle Toledo cambiará el recorrido de procesiones

Hilario L. Muñoz
-

El Ayuntamiento empezará en semanas la obra desde el pasaje de la Merced hacia Calatrava por lo que los pasos deberán acceder a la calle Paloma a través de la plaza de la Constitución y la calle Elisa Cendrero

La obra de calle Toledo cambiará el recorrido de procesiones - Foto: Rueda Villaverde

La obra de peatonalización de la calle Toledo obligará a cambiar el recorrido de algunas procesiones en la próxima Semana Santa. Así lo afirmó a este diario el concejal de Movilidad, David Serrano, quien expuso que en enero abordaron con la Asociación de Cofradías las obras que se iban a efectuar en la zona centro de la capital y expusieron la necesidad de iniciar el proyecto de Toledo y Calatrava debido a que tiene un plazo de duración de ocho meses. Igualmente se optó por retrasar algunas otras obras en las que hay mayor margen para efectuar la inversión. Hay que tener en cuenta que al ser obras que hacen referencia al superávit del año 2018 tenían dos condiciones para poder invertir el dinero como son que se aprobara el proyecto antes de diciembre del pasado año y que se finalizara la inversión antes de diciembre de este. 
De este modo, el concejal de Movilidad, David Serrano, explicó que tras la conversación con las hermandades se decidió iniciar la obra de la calle Toledo desde la Casa de las Medranas, con la plaza de la Merced, hasta el cruce de la calle Calatrava. De este modo se permite a las hermandades tanto realizar el recorrido de Feria hacia María Cristina, para entrar en la plaza Mayor, como el trayecto del pasaje de la Merced, una de las zonas que mayor público reúne y que es clave en la Semana Santa. Los cambios en el recorrido se harán en aquellas procesiones que se dirigían al pasaje de la Merced o salían de él en dirección por Toledo y luego por Calatrava, hasta la calle Libertad. «El recorrido que se ha planteado es circular por el edificio nuevo de Diputación para cruzar por ahí a Elisa Cendrero y luego seguir a Libertad», comentó Serrano. 
En total, siguiendo los recorridos del pasado año, se verían afectadas las procesiones del Domingo de Ramos, del Martes Santo, del Viernes Santo, Sábado Santo y Domingo de Resurrección. Las del Jueves y Miércoles Santo, realizan el trayecto bien por calle Jacinto o por Estación Vía Crucis, por lo que la obra no les afecta. 
El edil de Movilidad recordó que el plazo de la obra de calle Toledo es de ocho meses y que hay una parte de la inversión que implica la sustitución de una tubería de abastecimiento. La intención del equipo de Gobierno es actuar en el subsuelo durante el mes de marzo. «Hay que hacer compatible la inversión con las procesiones», recordó Serrano, quien agradeció a las cofradías su comprensión por cambiar de forma coyuntural una parte del recorrido. «La idea era que pudieran pasar por el pasaje de la Merced y se ha conseguido coordinar con ellos», indicó. Por la Asociación de Cofradías, su presidente, Francisco Turrillo, señaló que no había problema en esta modificación. 
La peatonalización fue adjudicada la pasada semana, por lo que en menos de un mes deberán iniciarse los trabajos. Serrano explicó que aún no sabe fechas concretas de afección del tráfico y que cuando llegue el momento se abordarán los cambios necesarios para dar acceso a los vecinos así como al aparcamiento de la plaza de la Constitución. «Estamos buscando alternativas», indicó el edil. 
Aplazadas. Por otra parte hay dos obras que también deberán retrasar ligeramente su inicio. Se trata de la obra de calle Montesa y de la inversión a realizar en las tuberías de la zona de Estación Vía Crucis. Para la primera se abordó la posibilidad de que hubiera cambios en procesiones como la del Prendimiento pero se optó por mantener el recorrido y que la obra comenzase a mediados de abril, una vez que se celebrase la Semana Santa. En este caso se trata de un proyecto de seis meses, lo que deja varias semanas para finalizar la inversión antes de final de año. La segunda obra que se aplaza es la de estación Vía Crucis y Paz, otra zona de paso, con un plazo de ejecución de tres meses. 
Hay que tener en cuenta que los tres proyectos de la zona centro se licitaron el otoño pasado pero la presentación de bajas temerarias por parte de las empresas ha provocado retrasos de varias semanas y han hecho que aún no hayan comenzado los trabajos.