Guijarro celebra el desbloqueo de los pagos a las autonomías

LT
-

El vicepresidente advirtió de la necesidad de una «solución definitiva» para que las regiones «no tengamos que depender de la voluntad de un gobierno»

Guijarro escucha al presidente de las Cortes regionales, Pablo Bellido, durante un acto de las fiestas de San Mateo en Cuenca.

El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha calificado como «una buena noticia» que el Gobierno de España haya encontrado una solución que lleve al desbloqueo, antes de fin de mes, de los 4.500 millones de euros de las entregas a cuenta correspondientes a la financiación autonómica, de los que 360 millones corresponden a Castilla-La Mancha, y que permanecían retenidas por la falta de formación de Gobierno. Así se recoge en una nota del Gobierno regional.
Martínez Guijarro aseguraba desde Cuenca que la paralización de estos fondos para las Autonomías suponía «un riesgo para el mantenimiento de los servicios públicos», motivo por el que desde el Ejecutivo autonómico venían reclamando al Ministerio de Hacienda el pago de las entregas a cuenta, que se derivan de la mejora de la recaudación del IRPF, el IVA y los impuestos especiales durante este año.
En este sentido, el vicepresidente castellano-manchego advirtió de la necesidad de buscar una «solución definitiva» para que las comunidades autónomas «no tengamos que depender de la voluntad de un gobierno o de los informes de los abogados del Estado».
Una solución que pasaría, tal y como explicó Martínez Guijarro, por buscar un sistema que garantice la financiación suficiente «y que no dependa de las incertidumbres políticas que puedan existir a nivel nacional» y que garantice la prestación de los servicios esenciales para los ciudadanos que proporcionan las autonomías.


En las fiestas de Cuenca.

El vicepresidente de la Junta hacía estas declaraciones desde Cuenca, donde este sábado acudió a los festejos de San Mateo de esta capital.
Martínez Guijarro participó en la devolución del pendón de Alfonso VIII a la catedral de Cuenca esta mañana. Se trata de uno de los actos más emblemáticos de las fiestas de San Mateo que desde el pasado miércoles se desarrollan en la ciudad y que se distinguen por sus populares sueltas de vaquillas.
El vicepresidente acompañó en el trayecto a la Corporación Municipal al completo, a la que se han unido otras autoridades como el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido que, junto con las peñas, el grupo de recreación histórica-medieval ‘Conca’ y la Banda Municipal de Música, custodiaron a este símbolo de la autonomía de la ciudad. Y es que, tal como ha trascendido a través de las crónicas históricas, Alfonso VIII portaba este pendón cuando reconquistó Cuenca, acto que es el origen de las fiestas de San Mateo, con las que se cree que este monarca recompensó a la ciudad.