scorecardresearch

Investigan a un hombre que transportaba un lagarto ocelado

EFE
-

Se trata de una especie silvestre incluida en el catálogo regional de especies amenazadas de Castilla-La Mancha, en la categoría de "interés especial"

Investigan a un hombre que transportaba un lagarto ocelado

La Guardia Civil de Albacete ha investigado a un joven de 20 años de Albaladejo (Ciudad Real) que fue sorprendido cuando transportaba en su vehículo a un lagarto ocelado, que figura en el catálogo de especies protegidas, al que capturó para tenerlo como mascota.

Según ha informado este miércoles en una nota de prensa la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete, el joven levantó las sospechas de agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) del puesto de Alcaraz, cuando circulaba con un vehículo por un camino rural.

Los guardias civiles procedieron a identificar al conductor y después localizaron debajo de la rueda de repuesto del vehículo, que iba en el asiento trasero, una bolsa de papel con varios agujeros, por lo que sospecharon que podría haber en su interior un animal de pequeño tamaño.

Al ser preguntado por el contenido de la bolsa, el conductor explicó que estaba haciendo trabajos en el campo y que al ver un lagarto de llamativos colores procedió a su captura con la intención de llevarlo a su domicilio y tenerlo como mascota.

Los agentes comprobaron que se trataba de un lagarto ocelado ('lacerta lepida'), una especie que está en el catálogo regional de especies amenazadas de Castilla-La Mancha, por lo que el joven ha sido investigado como posible autor de un delito relativo a la protección de la fauna, la flora y la protección de los animales domésticos.

Las diligencias, que han sido instruidas por el Seprona de Riopar, han sido puestas a disposición del juzgado de Instrucción de este municipio albaceteño.

La Guardia Civil ha indicado que el lagarto ocelado está incluido desde 1998 en el catálogo regional de especies amenazadas de Castilla-La Mancha, en la categoría de 'interés especial'.

Se trata del mayor reptil de Europa Occidental, cuya población está mermando debido a la pérdida paulatina de su hábitat natural, ya que se alimenta principalmente de insectos, muy escasos debido al uso de insecticidas.