Andriu, un soldado universal

Manuel Espadas
-

El tinerfeño no se ha perdido ningún partido liguero con el Villarrubia, jugando de central y medio centro

Andriu celebra un gol ante el Cádiz B. - Foto: Tomás Fernández de Moya

El Villarrubia intentará ampliar su gran racha de resultados en la matinal de este domingo ante el UCAM Murcia y en un campo que forma parte de la historia del fútbol español, La Condomina. 
El equipo de Javi Sánchez, que se mantiene fuera de las posiciones de descenso, ha encadenado siete jornadas sin perder (4 empates y 3 victorias) y confía en mantener abierta esta cuenta puntuando en tierras murcianas, ante un rival que navega en el ecuador de la clasificación pese a que sus objetivos deportivos eran bastante más ambiciosos cuando se confeccionó la plantilla.
Uno de los jugadores a los que más cuota de responsabilidad corresponde la buena marcha del Villarrubia es Alejandro Adrián Hernández Santiago ‘Andriu’, entre otras cosas porque ha disputado todas y cada una de las 24 jornadas que se han disputado hasta la fecha en el Grupo IVde Segunda B. Sólo se ha perdido minutos en los partidos contra Granada, Badajoz y Marbella, en los que fue cambiado por distintos motivos. Pero ni por sanción ni por lesión se ha perdido un compromiso liguero. Sólo se ausentó por problemas físicos en el partido de Copa de Rey de Barakaldo.
Pero la fiabilidad no es la única virtud de este tinerfeño de 29 años. También lo es la versatilidad, puesto que esta temporada está alternando el eje de la zaga con la zona ancha, según le ordene el entrenador, del que agradece la confianza que está depositando en él. Además, ha anotado dos goles, contra el Real Murcia (victoria 2-1) y ante e Cádiz B (victoria por 3-0).
Precisamente, se podría decir que con su gol, que abría la goleada ante el filial cadista, comienza una espectacular racha que, a su juicio, es fruto de una gran mejoría del equipo en «madurez». «Hacíamos buenos partidos fuera, aunque sin resultados, pero en casa nos costó aceptar que había que hacer otro tipo de fútbol. Nos faltaba experiencia, porque muchos jugadores debutaban en la categoría», analiza Andriu.
Sobre el último empate en el Nuevo Campo contra el Villarrobledo (0-0), el exjugador del Albacete, Toledo, Real Unión, Lleida y Ejea asume que fue «un partido raro, sin ritmo», algo que esperan subsanar en La Condomina. De lo que se trata es de «seguir sumando, porque de este modo alcanzaremos el objetivo marcado».