scorecardresearch

La capital comprará 50.000 metros de suelo de Sepes

M. Lillo
-

El objetivo del Consistorio es propiciar la urbanización para la instalación de empresas y trasladar el polígono Larache

Terrenos en los está prevista la construcción del polígono Oretania de Ciudad Real. - Foto: Rueda Villaverde

El Ayuntamiento de Ciudad Real va a adquirir 50.000 metros cuadrados de suelo del polígono Oretania, el polígono Sepes, por una cantidad de 4.350.000 euros, para activar así la urbanización por parte de la Entidad Estatal de Suelo (Sepes) de este suelo industrial, cuyos primeros pasos se dieron allá por el año 2002 y que sigue pendiente, dos décadas más tarde, de materializarse.

El Consistorio ha adoptado el compromiso de destinar 1,1 millones de euros como reserva de ese suelo industrial, es decir, debe abonar previamente a la entidad pública (propietaria de los terrenos) un 20% del coste (870.000 euros más lo correspondiente a los gastos de la escritura de los terrenos). La intención es que esos 1,1 millones se sufraguen con dinero del remanente tras el visto bueno del Pleno, órgano que debe dar el visto bueno a la operación, previsiblemente en la próxima reunión que se celebre.  

El precio por el que se va a adquirir el suelo por parte del Ayuntamiento es el mismo por el que Sepes sacó el proceso de comercialización de las parcelas en octubre del pasado año, un proceso que quedó desierto por falta de empresas que quieran el paso para comprar los terrenos. Se trata, pues, de la compra de 50.000 metros cuadrados a un precio de 87 euros el metro cuadrado. En total, 4,35 millones de euros.

La capital comprará 50.000 metros de suelo de SepesLa capital comprará 50.000 metros de suelo de Sepes - Foto: Rueda VillaverdeAsí lo explicó a este diario el presidente del Impefe y concejal de Promoción Económica, Pedro Maroto. Recordó ayer que los 50.000 metros cuadrados es la superficie mínima de ocupación que pedía Sepes para empezar con la urbanización de los terrenos. Con esta fórmula -dijo Maroto- Sepes desarrollará los 100.000 metros cuadrados que se comprometió a ejecutar en una primera fase, una pequeña parte de este polígono que se extiende hasta el millón de metros cuadrados, aunque inicialmente sólo vería la luz una décima parte.

Una vez que los terrenos pasen a titularidad municipal, el objetivo del Ayuntamiento es doble: por un lado, traer empresas, vendiendo el terreno al mismo precio por el que ha comprado (87 euros el metro cuadrado). Para eso se plantea ya desarrollar fórmulas de cesión de suelo o sopesar alternativas como la subvención de los primeros metros cuadrados. Se trata de cuestiones, no obstante, a abordar en el futuro, dijo Maroto.

El segundo objetivo del equipo de Gobierno es abrir la puerta a la mudanza de las empresas que están en otro polígono, el de Larache. «Actualmente, por ley, no podemos quitar Larache mientras no tengamos suelo industrial disponible», explicó Maroto. Una vez que Sepes mueva ficha, se propiciaría un traslado que cambiaría la cara urbanísticamente de la ciudad, donde se lleva años señalando que Larache se ha quedado encajonado dentro de la ciudad. La intención, por tanto, es favorecer «un cambio de uso del suelo», y facilitar en lo que es un polígono la construcción de viviendas.

«La determinación es hacerlo y matamos dos pájaros de un tiro», comentó el edil tras indicar que es la opción que ha visto factible el Consistorio para propiciar la urbanización de Sepes y favorecer la implantación de unas empresas que, defiende, sí que tienen interés en estar en el nuevo polígono. «Necesitamos tener ese terreno disponible porque no contamos con suelo industrial», dijo Maroto, recordando que en el Polígono Industrial Avanzado, a la espalda de la estación de ferrocarril, queda ya poco espacio libre y su precio ronda ya entre los 200 y 250 euros por metro cuadrado.