Exigen que las estaciones 'low cost' cumplan con la ley

HIlario L. Muñoz
-

La organización provincial de Estaciones de Servicio ha reclamado que se cumpla la normativa en cuanto a las gasolineras desatendidas, al considerar que se están incumpliendo algunas de las obligaciones

Exigen que las estaciones 'low cost' cumplan con la ley - Foto: Luis López Araico

La organización provincial de Estaciones de Servicio ha reclamado que se cumpla la normativa en cuanto a las gasolineras desatendidas, al considerar que se están incumpliendo algunas de las obligaciones y que vienen recogidas en el futuro decreto regional que regulará este tipo de instalaciones. Su petición se efectúa ante la proliferación de este tipo de gasolineras, que pueden sumar ya entre 60 y 80, con varias abiertas en los últimos meses en la provincia de Ciudad Real, por ejemplo en la capital, donde han proliferado en los polígonos industriales.   «Es una competencia desleal lo que nos están haciendo», dijo el presidente en función de la asociación de Estación de Servicios, Francisco Molina, que recordó que existe la obligación de que haya «una persona mientras esté abierto» por motivos de seguridad. «Unas gasolineras las cumplen y otras no las cumplen», expuso, como modo de demostrar que existe una diferencia de costes entre ambos tipos de estaciones de servicio y pide a la administración que intervenga para que se efectúe un control ante este tipo de situaciones. A modo de ejemplo, Molina, señaló que él cuenta con «cinco personas contratadas en cada turno» un coste que realiza para ofrecer un valor añadido. Además, la patronal de las estaciones de servicio recuerda que hay gasolineras que son atendidas por una persona unas horas al día, pero por la noche funcionan como desatendidas sin encargados de baños, de la hoja de reclamaciones o de atender problemas de seguridad que pueda haber en esas empresas. Esta situación, por ejemplo, se produce en esas gasolineras en los polígonos donde es clave la venta de lunes a viernes, no tanto la de fin de semana o en otros momentos.  «Si vas a repostar y se rompe la manguera y estás solo a quién llamas», se pregunta Molina, mientras apela a la administración para que intervenga porque desde las organizaciones empresariales ya han denunciado estas situaciones y «no pasa nada». Desde la organización que reúne a las estaciones de servicio de la provincia recuerdan que los márgenes que deja la venta de combustible son muy pequeños y es un factor que los nuevos empresarios de estas instalaciones deben tener en cuenta.
Problema nacional. Las declaraciones de Molina van en la línea de la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (Ceees) quien mostró su «sorpresa» ante el «escaso rigor» en materia de seguridad industrial y medioambiental de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre el efecto competitivo de la entrada de gasolineras automáticas en el mercado de distribución minorista de carburantes. La CNMC publicó este verano un informe en el que indicaba, a través de un estudio realizado en las gasolineras madrileñas, que las estaciones de servicio automáticas tienen potencial para introducir más competencia en el mercado de distribución de carburantes, beneficiando a consumidores y usuarios. «Como no tienen personal para realizar el repostaje y el pago, soportan menores costes» y «requieren menos espacio físico que las gasolineras tradicionales, lo que contribuye a que sean más baratas y permite su instalación en zonas menos atractivas para las estaciones tradicionales». A modo de ejemplo, el organismo público apuntó que el estudio constata que las gasolineras automáticas tienden a ser más baratas que las gasolineras tradicionales y en la Comunidad de Madrid, la diferencia media de precios entre las gasolineras automáticas de operadores independientes y las gasolineras atendidas de los operadores verticalmente integrados alcanzó un máximo del 16,9% para el gasóleo A y del 12,3% para la gasolina 95 durante un periodo investigado (2012-2016), indicó la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia en un comunicado. Por su parte, en un comunicado, la asociación nacional de Estaciones de Servicio considera que, en su informe, el regulador tiene «únicamente» en cuenta supuestos criterios económicos, «sin reparar en que la pretendida mayor competencia sea leal y se produzca en igualdad de condiciones con el resto de concurrentes en cada uno de los ámbitos de la economía». Asimismo, subraya que la CNMC no tiene en cuenta que «el supuesto efecto beneficioso» que la implantación de gasolineras desatendidas tiene en el mercado se produce «a costa de una reducción de la seguridad para los consumidores».   Además, cuestiona la rebaja en los precios medios de los carburantes que, según la CNMC, fomentan las gasolineras low cost ya que para ello «se pone en entredicho la seguridad de las instalaciones, los consumidores y el medio ambiente, se destruye empleo y se evita la creación de puestos de trabajo».