scorecardresearch

Habrá 21 trabajadores más que acompañen a alumnos vulnerables

L.T.
-

Las unidades de acompañamiento que funcionarán en la región de Castilla-La Mancha aumentará de 36 a 57 efectivos

Habrá 21 trabajadores más que acompañen a alumnos vulnerables - Foto: David Pérez

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a aumentar el próximo curso 2022-2023 el número de trabajadores para el desarrollo del programa de Unidades de Acompañamiento y Orientación Personal y Familiar de los alumnos educativamente vulnerables, al pasar de los 36 actuales a 57.

La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, ha explicado este miércoles, en un comunicado, que el objetivo de estas unidades es acompañar al alumnado vulnerable para poder mejorar sus condiciones académicas "a través de su atención integral no solo en ámbito educativo sino también en el ámbito social", con la participación de los docentes, las familias y de la sociedad en general de los lugares donde viven estos alumnos.

Durante el curso 2021-2022, ha afirmado la consejera, las unidades de acompañamiento han atendido a 495 alumnos de 169 centros educativos de la comunidad autónoma, con los que se han suscrito acuerdos de participación y se ha trabajado de forma colaborativa entre los nueve equipos educativos en los que se distribuyen estos profesionales y los equipos docentes de los centros escolares.

A lo largo del curso que ha concluido, 36 personas han formado parte de estas unidades de acompañamiento, entre ellas, 31 eran docentes y cinco eran los educadores sociales.

Han trabajado en los equipos de: Albacete Este, Albacete Oeste, Ciudad Real Este, Ciudad Real Oeste, Cuenca, Guadalajara, Toledo Mancha-Centro, Talavera de la Reina y La Sagra.

Para el curso 2022/2023, ha añadido la consejera, "hemos decidido intensificar este programa dados los magníficos resultados obtenidos".

Así, se crea un equipo más en la provincia de Toledo para la zona de La Mancha y se refuerzan todos los equipos educativos ya existentes con la adscripción de nuevos profesionales, de forma que serán 57 los efectivos con los que cuenten las unidades de acompañamiento que funcionarán en la región sobre las que podrán apoyarse los centros educativos para atender al alumnado vulnerable y a sus familias.

En lo que respecta a los cinco educadores sociales, se contratan entre el 1 de septiembre de 2022 y el 31 de agosto de 2023, y como el pasado curso, habrá un educador social por provincia, adscrito a su equipo correspondiente.

Estas unidades, según la Consejería de Educación, se han comenzado a desarrollar durante el curso que ha terminado, están enmarcadas en la estrategia regional que impulsa la reducción del absentismo, el fracaso y el abandono escolar y están financiadas por la Unión Europea a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia previsto por el Ministerio de Educación y Formación Profesional.