Multan a uno de cada seis camiones inspeccionados en 7 días

Pilar Muñoz
-

Tráfico revisa más de 3.200 vehículos en la provincia y la mayoría de las infracciones guardan relación con el alumbrado, placas de matrícula, ITV, documentación y neumáticos

Multan a uno de cada seis camiones inspeccionados en 7 días - Foto: Pablo Lorente

Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y de las policías locales de la provincia que participaron durante la semana pasada en la campaña de verificación del estado de los vehículos programada por la DGT sancionaron a uno de cada seis camiones inspeccionados en la provincia.
Según los datos facilitados a La Tribuna por la Jefatura Provincial de Tráfico, la mayoría de los casos se trataba de infracciones leves relacionadas con el alumbrado, las placas de matrícula o la documentación, pero también se detectó que seis de estos vehículos pesados circulaban sin haber superado la ITV y cuatro lo hacían con neumáticos en mal estado.
La campaña desarrollada por la Dirección General de Tráfico ha permitido inspeccionar 3.204 vehículos de todas clases en la provincia (turismos, ciclomotores, motocicletas, camiones, autobuses, furgonetas y vehículos agrícolas) de los que 2.431, el 75%, eran turismos.
El número de camiones controlados fue de 237 y los denunciados 42, el 17,72%, mientras que de los coches inspeccionados solo fueron sancionados 62, el 2,55%. Dos de cada tres de estos turismos, 42 no habían pasado la ITV, es decir, no acreditaron que estuvieran en buenas condiciones para circular ya que el control de los agentes de la autoridad no puede entrar a valorar el estado de elementos tan importantes para la seguridad como los frenos, los amortiguadores o la dirección.
En el caso de las furgonetas se repitió el mismo porcentaje que con los coches respecto a la ITV y de los vehículos de esta categoría sancionados el 60%, 12, lo fueron por no haber sido sometidos a revisión. Al menos, el número de denuncias es bajo respecto al total de furgonetas inspeccionadas, solo 20 de 425. Lo mismo sucede con las motocicletas y ciclomotores, de los que solo fueron denunciadas tres sobre un total de 42 controladas.
De este examen de los datos facilitados a este periódico se desprende que ni los guardias civiles ni los policías locales tuvieron que inmovilizar ningún vehículo y también una matrícula de honor para el transporte de viajeros, ya que ninguno de los 17 autobuses inspeccionados fue denunciado.