Puertollano lidera la rentabilidad en el mercado de alquiler

C. de la Cruz
-

El arrendamiento gana terreno animado por su mayor cuota de beneficio frente a otros productos y por los bajos precios

Vista aérea de parte de Puertollano. - Foto: Rueda Villaverde

La vivienda en propiedad continúa siendo el régimen de tenencia más extendido, pero el alquiler como alternativa residencial va ganando terreno poco a poco. El 15% de los hogares de la región fueron arrendados el pasado año, una práctica que a pesar de no estar tan aceptada como en otros territorios como Canarias, Baleares o Cataluña, con más del 25% de inmuebles en alquiler, sí que va en aumento. El Instituto Nacional de Estadística (INE) refleja cómo los porcentajes se sitúan nuevamente a niveles de 2010, momento en el que la crisis obligó a buscar alternativas a la compraventa.
Y Ciudad Real no está ajena a esta tendencia, aunque no con la misma intensidad que en otras zonas del país. Desde Inmobiliaria Kampus, Ramón López Piqueras destaca que «ha subido el volumen de las operaciones del alquiler en los últimos años, porque continúa la incertidumbre por comprar una vivienda».  
La firma urbanData Analytics ofrece incluso un mapa provincial de arrendamientos, donde la mayor rentabilidad se alcanza en Puertollano (8,7%), seguido por Valdepeñas (8,3%) y Alcázar de San Juan (7,9%), mientras que en Ciudad Real baja al 5,9%. Este balance positivo entre la inversión realizada y el beneficio resultante tiene su paralelo en el esfuerzo de compra, siendo Puertollano la población en la que menos años de renta bruta se necesitan para completar una compra de vivienda: 2,4. Y es que urbanData Analytics también señala que en Puertollano ha descendido un 1% el precio del metro cuadrado en la adquisición de inmuebles respecto al verano de 2018, una disminución que contrasta con las importantes subidas de Tomelloso (9,5%), Guadalajara (6,4%) y Toledo (5,4%).
Desde Inmogestiona, Mercedes Mena indica que el acceso «a la compra de una vivienda es más económico que en Ciudad Real», lo que sirve para explicar la mayor rentabilidad del alquiler frente a otras poblaciones. Sobre el aumento de los alquileres, Mena añade que «depende mucho de la época del año, ahora en periodo vacaciones es más baja». Verónica Carretero, de Gestiona Alquiler y Venta,  dice que repunta «principalmente con la llegada de profesores en el curso académico y con la central de biomasa».
precios. Esta agitación del mercado del alquiler se apoya también en el aspecto económico. No en vano, el Banco de España, en su informe Evaluación reciente del mercado del alquiler de vivienda en España, revela que Ciudad Real es la capital de provincia española donde menos ha subido el precio medio de oferta de alquiler desde 2014, un aumento que no llega al 5% frente a los aumentos superiores del 50% registrados en este mismo periodo en Palma de Mallorca y Barcelona.
En el lado contrario se encuentran Madrid (18,72 euros/m2), Barcelona (17,75) y San Sebastián (17,26). El órgano de control señala que en los últimos cinco años los mayores incrementos en el precio del alquiler se concentran en las capitales con mayor población y en las capitales de provincia con elevada actividad turística. Como ejemplos cercanos en la región en Albacete el aumento se situó en el 21% y en Toledo en el 19%.
Esta estadística se apoya en el portal inmobiliario idealista.com, que  refleja que el precio medio del alquiler en Ciudad Real es de 5,35 euros/metro cuadrado, la segunda más baja de España sólo por detrás de Cáceres (5,13 euros/m2). Esta cifra sitúa la horquilla aproximada del arrendamiento en torno a los 480 euros en una vivienda tipo de 90 metros cuadrados.
Ciudad Real no sólo es la capital más barata en el mapa inmobiliario de la región, sino que además es la ciudad que cuenta con mayor número de viviendas disponibles en arrendamiento, con 460, según el portal  idealista: Albacete cuenta con 254, Toledo con 245, Guadalajara con 86 y Cuenca con 83.
López Piqueras, de Inmobiliaria Kampus, señala que «una vivienda de más de 600 euros en Ciudad Real es difícil de alquilar», y que el precio varía de si está amueblada o no, del diseño del mobiliario, de la calidad de los electrodomésticos y de la zona a alquilar.
Entre las zonas más demandadas, López Piqueras destaca la del Hospital General Universitario, un foco de atracción para profesionales sanitarios en continuo movimiento. De hecho, es el barrio con los alquileres más altos, con 6,08 euros/m2, en contraste con las viviendas de la zona de calle de Morería, con un valor de 4,66 euros/m2.
En el caso de Puertollano, el valor medio es incluso más bajo: 4,3 euros/m2. En Tomelloso el precio es de 4,48 euros/m2; en Valdepeñas sube hasta los 4,89 euros/m2 y en Alcázar de San Juan se eleva hasta los 5,45 euros/m2.


PROCESO ALQUILER. López Piqueras, de Inmobiliaria Kampus, señala que en muchos casos los propietarios adquieren vivienda para alquilar como «un complemento a su renta, tiene mayor rentabilidad que otros productos».
La compra se suele realizar «pensando en los hijos y también en el futuro, y es que hay muchas personas de los pueblos que compran pensando en venir a la capital en la vejez por haber mayores prestaciones y servicios», sobre todo en la toma de decisión de adquirir un inmueble en la capital.
Poner en alquiler una vivienda es un proceso complicado porque el propietario «busca seguridad, la gente quiere que le paguen y por eso se ponen en manos de profesionales».
Asegurar solvencia económica es fundamental para poder acceder al alquiler de una vivienda y para ello se presentan las últimas nóminas. En el caso de los estudiantes son «los padres los que avalan a los hijos, tal y como aparece en una cláusula del contrato», señala López Piqueras, que añade que son muchos los extranjeros que optan por el alquiler: mayoritariamente «son marroquíes, colombianos, venezolanos, ecuatorianos, rumanos..., hay paisanos que tiran de otros a la hora  de buscar trabajo».