scorecardresearch

Pozuelo y Poblete logran un crecimiento vegetativo positivo

Hilario L. Muñoz
-

El incremento de muertes por la pandemia, 6.927 en 2020, y la baja natalidad del año pasado, 3.412, agrava el desequilibrio

Pozuelo y Poblete logran un crecimiento vegetativo positivo

El crecimiento vegetativo será una de las claves cuando se conozcan los datos de población relativos al año 2020. La cifra de fallecidos en la provincia de Ciudad Real, 6.927, y de nacimientos, 3.412, suponen datos récords, por alto el primero y por bajo el segundo, y avanzan que serán pocos los municipios que hayan podido crecer solo con su propia población, sin depender de la llegada migrantes. De hecho, en la provincia solo hay dos localidades en esta situación: Poblete, donde la diferencia entre fallecidos y nacimientos, es de una persona, y Pozuelo de Calatrava, con un incremento de seis habitantes, al haber registrado 32 nacimientos y 26 muertes. A estas dos localidades se une Llanos del Caudillo, donde el crecimiento vegetativo es nulo:cinco muertes y nacimientos. 

Muy lejos de estos datos se cita Puertollano, que pierde 363 habitantes al comparar ambas estadísticas, al registrarse 640 muertes y solo 277 nacimientos, o la capital con 845 muertes y 517 nacimientos, 328 habitantes menos. La zona cero de la primera ola del COVID, Tomelloso y Alcázar de San Juan, también nota la dureza de la pandemia al comparar estos datos y registrar un saldo vegetativo negativo, con 231 habitantes menos y 211 menos, respectivamente.

Por encima del centenar de habitantes perdidos por el saldo vegetativo están, además, Valdepeñas y Daimiel.