scorecardresearch

El incendio de Bejís encara horas críticas

EFE
-

El fuego, que ha arrasado casi 20.000 hectáreas, ya no presenta llamas en la mayor parte del perímetro aunque podrían reactivarse en las próximas horas por el intenso calor y el fuerte viento

El incendio de Bejís evoluciona favorablemente - Foto: Biel Aliño

El incendio forestal iniciado el lunes en Bejís (Castellón) afronta a partir de este sábado por la tarde unas horas "muy críticas", ya que se esperan vientos erráticos que pueden alcanzar entre 40 y 50 kilómetros por hora, una reducción de la humedad y altas temperaturas, lo que podría reproducir las llamas en algunas zonas.

Esta previsión meteorológica ha llevado a decidir mantener el desalojo de los municipios castellonenses de Teresa, Sacañet y Canales, y únicamente se ha decidido levantar el confinamiento perimetral de Alcublas (Valencia), según ha explicado la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, tras una nueva reunión del Puesto de Mando Avanzado.

La consellera ha señalado que la evolución del fuego sigue siendo "muy favorable", pues no hay llama en los casi 140 kilómetros del perímetro de este incendio y de hecho la última medición de la extensión del incendio ha cifrado en 18.990 las hectáreas calcinadas.

No obstante, continúa habiendo "muchos puntos calientes" y las próximas siete horas, sobre todo de las cinco de la tarde a las nueve de la noche, van a ser de "importante riesgo" por las condiciones meteorológicas, por lo que se ha decidido mantener las restricciones que quedaban en algunos municipios para evitar riesgos.

Bravo ha señalado que sobre todo en la zona de Teresa, Sacañet y Canales hay "bastante combustible, y sobre todo puntos muy calientes" del incendio, por lo que cuando empiece a soplar el viento "errático y fuerte" se podría reproducir algún foco de fuego y se tendría que "sacar rápidamente a la población" si hubiera regresado.

En la zona de Andilla (Valencia) y El Toro (Castellón) no hay llama pero sigue habiendo "puntos calientes", que con la entrada del viento del sureste y las altas temperaturas podrían dar lugar a reproducciones de las llamas.

La consellera ha indicado que esta noche volverá a haber una reunión para valorar la situación y el domingo por la mañana a primera hora habrá un nuevo encuentro, en el que en función de la evolución del incendio y de la situación del perímetro que rodea a estas poblaciones, se decidirá si se levantan o no los confinamientos y desalojos.

Durante este sábado por la tarde continuarán con las tareas de extinción los medios terrestres y unos 23 medios aéreos, que a falta de llama se encargarán de repasar constantemente el perímetro y vigilar en estas "horas críticas, con grave riesgo de reproducción" para evitar nuevas propagaciones.

Bravo ha insistido en que, aunque el incendio ha evolucionado "muy poco" en las últimas horas desde el punto de vista perimetral, todavía no se puede dar por estabilizado.

A la población que ya ha podido volver esta mañana a sus casas -Bejís y sus pedanías, Torás y el camping de Viver, en Castellón-, la consellera ha pedido que no accedan a las zonas donde está prohibido el paso, pues hay carreteras y caminos cortados, y que cumplan de forma rigurosa las medidas para evitar riesgos.

Finalmente, ha destacado que se está haciendo "cirugía muy fina" a la hora de permitir el regreso a las casas, y ha asegurado que entiende la "desesperación" de las personas que todavía no pueden hacerlo, pero hay que actuar de manera "responsable" en beneficio de todos.