La nueva ordenanza iguala bicicletas y patinetes eléctricos

Hilario L. Muñoz / La Tribuna
-

El pleno del Ayuntamiento de Ciudad Real ha aprobado la modificación inicial de la ordenanza ciclista y que equipara los nuevos vehículos como patinetes a las bicicletas en cuanto al uso de las vías públicas, como las calles peatonales de la capital

Ciudad Real equipara los patinetes eléctricos a bicicletas

El edil de Movilidad, David Serrano, señaló que la iniciativa busca que los patinetes se conviertan en una "alternativa de movilidad" y para ello se ha trabajado en un texto que sigue las recomendaciones de la DGT en cuanto a la regulación de los vehículos de movilidad persona. El objetivo dijo es que los patinetes se puedan beneficiar de las calles semipeatonales de Ciudad Real con el calmado de tráfico en barrios y ronda, a la vez que se incluye un nuevo régimen sancionador. "La modificación de la ordenanza viene a regular una necesidad", dijo el edil, recordando la seguridad jurídica que aporta esta norma que ahora será expuesta durante 30 días para presentar alegaciones.

Por parte del PP, la edil Rosario Roncero anunció la abstención de su grupo al considerar que la ordenanza no permite la convivencia "pacífica" entre los vehículos en las calles peatonales. "Es una ordenanza que es imprecisa y puede negar el efecto que busca el equipo de Gobierno", dijo Roncero, para la que el actual texto "no mejora el de origen", aprobado en 2018, en la anterior legislatura del PSOE. 

De este modo las condiciones generales de uso, circulación y prioridad de los vehículos de movilidad personal serán las mismas que las previstas en la normativa vigente para las bicicletas, según la regulación de la Dirección General de Tráfico. Así circularán preferentemente, y por este orden por los carriles bici y acera bici, por las ciclocalles, por los ciclobarrios, por los ciclocarriles, por las sendas ciclables, por las calles residenciales, por las calles de prioridad peatonal y parques públicos (respetar la preferencia del peatón, el patrimonio natural y el mobiliario urbano. No se puede circular sobre parterres o áreas o zonas con vegetación de cualquier tipo). También queda prohibida la circulación de este tipo de vehículos por la red básica que no tenga señalizado un carril de circulación con velocidad máxima de 30 kms/h o cuente con infraestructura ciclista, así como la circulación por las aceras, estableciéndose las mismas condiciones que para las bicicletas. Los patines, monopatines, patinetes o aparatos similares no motorizados transitarán  por las aceras, calles peatonales y de prioridad peatonal acomodando su marcha a la peatonal, y con la diligencia y precaución necesarias para evitar daños propios o ajenos, evitando ponerse en peligro a sí misma y al resto de personas usuarias de la vía.

Entre las condiciones que marca la ordenanza están que en ningún caso se permitirá que sean arrastrados por otros vehículos, deberán ser sólo ocupados por una persona, el timbre y el freno no son obligatorios, no es obligatorio el uso del casco, aunque si es recomendable. La utilización del casco es obligatoria para los usuarios de vehículos en caso de actividad de explotación económica. Cuando circulen por la noche o en condiciones de baja visibilidad se recomienda que usen una prenda, chaleco o bandas reflectantes.

Todas las tipologías de vehículos de movilidad personal motorizados tienen que llevar elementos reflectantes, luces y timbres de manera obligatoria, en las condiciones establecidas para la bicicleta en la ordenanza.

La edad mínima para conducir un VMP o un ciclo de más de dos ruedas es de 16 años en todos los casos. Los menores de 16 años pueden utilizarlos fuera de las zonas de circulación en espacios cerrados al tránsito bajo la responsabilidad de los padres, madres y tutores o tutoras, siempre que el vehículo resulte adecuado a su edad, altura y peso. Los VMP de propiedad privada podrán estacionarse en los espacios destinados al aparcamiento de bicicletas. Los que se utilicen para la realización de actividades económicas deben contar para poder circular con un seguro de responsabilidad civil obligatoria que responda de los posibles daños que se pudieran ocasionar a terceros. Para el resto de vehículos este seguro es recomendable.