scorecardresearch

«Que empiece Sepes a preparar el segundo plazo de venta»

Hilario L. Muñoz
-

El presidente de Fecir señala que el alto coste del metro cuadrado es el principal escollo para la llegada de empresas al polígono Oretania

«Que empiece Sepes a preparar el segundo plazo de venta» - Foto: Rueda Villaverde

La Federación Empresarial de Ciudad Real (Fecir) lleva meses advirtiendo que el mero hecho de tener suelo disponible no basta para atraer empresas, como tampoco que haya un terreno disponible en la capital de la provincia. En este sentido su presidente, Carlos Marín, apuntó que conoce que el polígono industrial no ha tenido revuelo entre los empresarios y achaca al precio el problema. «Que empiece Sepes a preparar el segundo plazo y a bajar los precios, que es lo que tienen que hacer», porque el que ha fijado de inicio (87 euros el metro cuadrado) es «prohibitivo», resumió en declaraciones a La Tribuna de Ciudad Real. 

«Ya lo he dicho hasta la saciedad: el precio no es competitivo», apuntó Marín, por lo que pide al Ayuntamiento de Ciudad Real que haga una labor comercial.  En su opinión, el presidente del Impefe y concejal de Promoción Económica, Pedro Maroto, puede desarrollar ese trabajo y Marín tiene «confianza» en la posibilidad de atraer negocios, pero esto es «un imposible» si no hay deducciones o algo más. «Vamos a ver si poco a poco y generando las condiciones podemos vender el polígono, pero a este precio no», comentó. 

El dato aportado por el Impefe, con una empresa inscrita hasta el pasado jueves, coincide con las sensaciones que tiene Marín, quien reconoce que no ha habido empresas que hayan contactado con él en estas semanas en que estaba en preventa el suelo. «No soy nadie, pero me conocen muchos empresarios, y algún amigo o alguien me habría dicho algo sobre el polígono», pero, en el momento en que «se han enterado del precio» no han vuelto a decir nada. 

Hay que tener en cuenta explicó Marín que el polígono de Ciudad Real compite con otros cercanos cuyo coste es la mitad. Por ejemplo, en Valdepeñas está a unos 50 euros el metro cuadrado; en Manzanares a 42 y en Puertollano a 2, comentó. «El precio es el problema, más si se tiene en cuenta que el suelo es la inversión menos productiva que afronta una empresa a su inicio, porque la nave, la maquinaria o el personal tiene un papel dentro de la cadena de producción».

«Hay un terreno en el que sembrar es muy caro», indicó el presidente de Fecir en una metáfora agrícola que viene empleado en todo momento. Así, Marín señaló que lo que ocurre con Sepes es lo mismo que le está pasando a muchos agricultores que «tienen el terreno, pero cada vez les cuesta más el gasoil, los productos fitosanitarios y el grano».