scorecardresearch

Servicios Sociales se trasladará a Casa Josito en enero

Ana Pobes
-

La edil del área, Prado Zúñiga, muestra su satisfacción por cumplir un compromiso y confía en que en diciembre se comience a trasladar la documentación y el mobiliario al nuevo edificio

Servicios Sociales se trasladará a Casa Josito en enero

Las obras de rehabilitación de la Casa Josito ya se encuentran «muy avanzadas» y en pocos meses, posiblemente en enero, los Servicios Sociales de Manzanares podrán instalarse en este histórico edificio.   Así lo aseguró, en declaraciones a La Tribuna, la concejala de Servicios Sociales, Prado Zúñiga, quien reconoció que el proyecto está dando ya sus últimos coletazos a falta de ultimar algunos detalles relacionados con la carpintería. Así, ante esta situación, la intención del Ayuntamiento es que en enero la docena de trabajadores que aproximadamente conforman los Servicios Sociales centrales trabajen ya en las nuevas instalaciones, por lo que el equipo de Gobierno confía en comenzar la mudanza de documentación y mobiliario en las próximas semanas.  

Situado en la esquina de la plaza de la Constitución con la calle Empedrada, se salvó del derrumbe en el año 2015 y ha sido recuperado por el Ayuntamiento. El proyecto de esta obra, que se ha desarrollado con una inversión cercana al  millón de euros, es del arquitecto manzanareño José Antonio Rincón. Se articula en torno al patio central de este edificio, del siglo XVIII. Contará con un total de siete despachos y cuatro salas multifuncionales distribuidas a lo largo de sus tres plantas, con unos novecientos metros cuadrados de superficie útil. El patio, con cuatro columnas de fundición, culmina con una montera de cristal que aporta luz cenital al edificio, que será energéticamente sostenible y totalmente accesible.

Unas nuevas instalaciones, comenta Zúñiga, «que ofrecen mayor amplitud, comodidad y confort y con las que se ha mejorado la accesibilidad». Un espacio «totalmente rehabilitado», subraya, en el que se han recuperado algunos elementos del edificio original y que combina a la perfección historia y vanguardia. Un edificio «moderno, amplio y recuperado» exclusivamente para alojar los Servicios Sociales, que en los próximos meses contarán «con el edificio más bonito de la ciudad». Y eso, argumenta, demuestra la importancia que este equipo de Gobierno, y su alcalde, Julián Nieva, da a los servicios sociales de la localidad.