scorecardresearch

Manzanares y Daimiel vuelven a aplicar bonificaciones COVID

A. Criado
-

La mayoría de los grandes municipios de la provincia regresará al escenario de 2019 con la supresión en las ordenanzas fiscales de las exenciones establecidas por la pandemia

Manzanares y Daimiel vuelven a aplicar bonificaciones COVID - Foto: Rueda Villaverde

Los grandes municipios de la provincia de Ciudad Real han aprobado, o lo harán próximamente, unas ordenanzas fiscales que regresan al escenario de 2019, antes del estallido de la pandemia de coronavirus. La mayoría, atendiendo a la actual situación epidemiológica, ha decido suprimir las exenciones o bonificaciones en el pago de tasas que establecieron en su día para apoyar a las actividades económicas más afectadas por la crisis derivada de la COVID-19. Hay, sin embargo, excepciones como las de los ayuntamientos de Manzanares y Daimiel, que prorrogarán estas ayudas en 2022.

El equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Manzanares congelará impuestos, tasas municipales y precios públicos el próximo ejercicio y, además, mantendrá las bonificaciones especiales que se aprobaron por la ocupación de la vía pública por parte de establecimientos hosteleros y comercios. Ytodo ello, apunta el alcalde, Julián Nieva, a pesar de la incertidumbre generada en torno a las plusvalías (la recaudación asciende a unos 400.000 euros anules) y la subida de la factura eléctrica. «Sólo se producirán pequeños movimientos y a la baja, como la eliminación de las tasas por exámenes y expedición del certificado de empadronamiento», apostilla.

Los ingresos vía impuestos por la instalación de casi una veintena de plantas fotovoltaicas en esta localidad suponen un importante desahogo para las arcas municipales. Hace unos meses, en un desayuno informativo, Nieva reveló que estos proyectos tendrán un impacto económico en Manzanares superior a los 200 millones de euros durante las próximas décadas. Además, el regidor avanzó la posibilidad de desarrollar una tercera fase en un horizonte cercano.

En Daimiel también existe preocupación por la regulación del impuesto de plusvalías. No obstante, el concejal de Economía y Hacienda, Jesús David Sánchez de Pablo, asegura que en 2022 mantendrán la exoneración del pago de la tasa de licencia de apertura para autónomos y microempresas e incluirán la exención del pago de la tasa de basura para autónomos y actividades económicas, a excepción de entidades financieras y empresas y supermercados con una superficie superior a los 200 metros cuadrados. La bonificación del 50% en la tasa de terrazas sólo se aplicará en 2022 si se establecen nuevas restricciones por COVID, como ha ocurrido este año.

vuelta al escenario de 2019. Puertollano es uno de los municipios que regresará al escenario de 2019 en lo que a las bonificaciones COVID se refiere. Según explicó a este diario el concejal de Economía y Hacienda, Félix Calle, se suprimirá la exención del pago de la tasa de terrazas para los hosteleros en 2022: «Ya no existen restricciones de aforo y sería un agravio comparativo respecto a otras actividades económicas».

Calle recuerda que el Pleno aprobó hace unas semanas la congelación de impuestos y tasas municipales para el próximo ejercicio y que, a propuesta del equipo de Gobierno que dirige Adolfo Muñiz, el Ayuntamiento bonificará la instalación de placas para favorecer el ahorro energético y a los propietarios de vehículos eléctricos y que usen pilas de combustible de hidrógeno.

Valdepeñas también debatió en sesión plenaria las ordenanzas fiscales de 2022. La Corporación aprobó la supresión de las exenciones en las tasas de basura para la industria (la doméstica no se cobra) y terrazas que tenían algunos establecimientos de la localidad debido a la situación derivada de la COVID-19. El portavoz del equipo de Gobierno, Francisco Delgado, manifestó que «la recuperación está siendo evidente, con la vuelta a la normalidad de muchos establecimientos», por lo que defendió volver a la situación que existía en 2019, «mirando el interés general en lugar del particular».

La misma decisión que adoptó el Pleno del Ayuntamiento de Miguelturra, que acordó eliminar la exoneración del pago de la tasa de terrazas y la bonificación del 50% que existe este año para instalaciones deportivas y apertura de establecimientos, entre otros conceptos. Por otro lado, el equipo de Gobierno sacó adelante una reducción del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para familias numerosas.

Bolaños de Calatrava también suprimirá la exención del pago de la tasa de terrazas y otras bonificaciones previstas en basura y depuración de agua en 2022. No obstante, el alcalde, Miguel Ángel Valverde, hace hincapié en que el equipo de Gobierno volverá a congelar impuestos y tasas el próximo ejercicio, incluida la basura, «apesar del incremento del 2,75% aprobado por RSU, con el voto a favor del PSOE». Sí subirá la tasa del agua un 1,5% más el IPC, aunque el regidor recuerda que se debe al contrato firmado para 20 años por su predecesor en 2009.