scorecardresearch

Cientos de trabajadores encadenan 15 contratos o más al año

R. Chávarri
-

La provincia anota el mejor dato de altas laborales indefinidas en más de una década, aunque hay más de un millar de trabajadores que firman 11 o más contratos al año

Un trabajador de la hostelería, en una imagen de archivo. - Foto: Rueda Villaverde

El mercado laboral ciudadrealeño ha visto caer la lista del paro en más de 8.700 personas en lo que va de año, marca una recuperación notable de la contratación con respecto al año pasado y alcanza unos datos históricos de ocupados, con la tasa de paro más baja desde 2008. Sin embargo, arrastra aún un problema «endémico», el de la temporalidad, que se concentra entre los jóvenes: el 95% de los contratos que firman los menores de 25 años en la provincia tienen fecha de caducidad. De las 33.200 altas laborales firmadas entre enero y octubre por los más jóvenes, menos de 1.400 fueron indefinidos.

Inestabilidad, precariedad o inseguridad para planificar un proyecto vital acompañan a esos datos que se explica con otro: al año son miles los ciudadrealeños que encadenan 15, o más, contratos al año. Lo explica el Ministerio de Trabajo en su anuario laboral. Con datos de 2020, el año de la pandemia, hubo 499 ciudadrealeños que firmaron más de 15 contratos mientras que otros 671 resumen su año laboral en la firma de entre 11 y 15 altas.

La media de contratos suscritos por trabajador, el llamado índice de rotación, se mantuvo en 2,12, valor inferior al del año anterior, que fue de 2,47 contratos por persona. El 57 % de los trabajadores tuvieron un único contrato, mientras que el 8% de los mismos firmaron cinco o más contratos durante este año.

Sectores y actividades como el de empleados de servicios de correos, operadores de máquinas para elaborar productos alimenticios o bebidas, son las que soportan los mayores índices de rotación entre las procesiones más contratadas.

Entre los jóvenes, las oportunidades se reducen. Encontrar un trabajo fijo siendo menor de 25 años es casi misión imposible. Por ejemplo, en la construcción, en los primeros 10 meses del año se han firmado 130 contratos indefinidos y en la agricultura, 67.

Y todo esto pese a que 2021 está siendo un 'buen' año en cuanto a la contratación indefinida. De hecho, está siendo el mejor desde 2008, con el 4,2 por ciento de altas indefinidas. Esa mejora se explica en el sector industrial, que alarga la cifra de altas laborales sin caducidad hasta el mejor dato desde 2010, algo que también ocurre en los servicios, donde ese repunte de la contratación indefinida se traduce en el mayor número de altas, casi un millar, desde el lejano 2008.