scorecardresearch

El campo espera una cosecha con más producción y precios altos

M. Lillo
-

El sector prevé en la provincia una campaña «algo mejor que el año pasado» y destaca

Un agricultor observa un campo de cereal. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Hay buenas sensaciones y buenas previsiones para la cosecha de cereal de este año. Si no se tuerce por las elevadas temperaturas, se prevé que será una campaña «buena» para la provincia de Ciudad Real. Aunque todavía es pronto para hablar de posibles cifras de cosecha, lo que sí tiene claro el sector es que en la provincia será «algo mejor que el año pasado», ya que las lluvias registradas sobre todo a partir de mediados de abril han permitido que brote con fuerza este cultivo.

Así lo afirmó a este diario el responsable de la sectorial de Cultivos Herbáceos de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha, José María Ciudad, quien indicó que las zonas de la provincia en las que se prevé una mayor cosecha son las ubicadas en los alrededores de Cinco Casas, Membrilla o Manzanares, aunque en esta ocasión también hay zonas en la parte sur de la provincia, como Valle de Alcudia o la parte de Valdepeñas, donde en años anteriores han podido tener peores resultados, pero que irán «mejor en esta campaña».

Del mismo modo, se prevé «un mayor rendimiento» para este cultivo que en algunos puntos ya se está cosechando, en concreto en cuanto al heno o los triticales, si bien la campaña no se generalizará hasta finales de mayo o principios de junio.

«precios históricos». Los precios de los cereales siguen actualmente disparados. «Son históricos», de hasta 343 euros la tonelada de cebada que se alcanzaron en días pasados, hasta los 382 euros a los que cotizó el trigo gran fuerza en la lonja de Ciudad Real.

Aunque su evolución dependerá totalmente del mercado internacional, desde el sector consideran que «parece que van a seguir fuertes», puesto que todavía se mantiene la incertidumbre que trajo la guerra de Ucrania. «Antes de la guerra estaban tocando precios máximos, pero la guerra los disparó», dijo Ciudad en relación con la inestabilidad derivada del conflicto, dado que Ucrania es un gran productor de cereal del mundo.

Por último, Ciudad estima que la superficie plantada de girasol ha subido «un 10%» en la región y «muy poco» en Ciudad Real, donde «no se adapta bien» y hay limitaciones de agua importantes.