scorecardresearch

La zona de bajas emisiones podría no afectar a empadronados

Hilario L. Muñoz
-

Técnicos municipales están redactando una ordenanza para el futuro 'Ciudad Real Central' en la que estudian una moratoria a las sanciones, como en Madrid

Vehículos accediendo al interior de la ronda en una imagen de archivo. - Foto: Tomás Fernández de Moya

El 1 de enero está prevista la implantación en Ciudad Real de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), pero con ella no llegarán, obligatoriamente, las multas a los vehículos que tengan prohibido circular por el interior de la ronda, donde se ubicará la ZBE. En este sentido, fuentes municipales explicaron que el Consistorio se encuentra redactando una ordenanza, dedicada en exclusiva a la implantación de este proyecto, de obligado cumplimiento para todos los municipios con más de 50.000 habitantes, y la intención es que haya una doble moratoria, por una parte, para todos los vehículos de personas empadronadas en Ciudad Real y también para el resto de vehículos, al menos durante un periodo de tiempo.  

Se trata de una decisión municipal similar a la que se aplicó en el Madrid Central, una de las zonas de bajas emisiones sobre la que más se escribió y que, de inicio, no multaba, después impuso sanciones sin cuantía que se recibían en el domicilio, para terminar con multas sólidas, que debían abonarse, cuando concluyó el periodo de prueba.  

Los propios pliegos para crear las aplicaciones que gestionarán la Zona de Bajas Emisiones apuntan en esta dirección, al hablar de listas blancas en las que se incluirán los vehículos y un borrador de dicha ordenanza. En este texto se expone que podrán obtener autorización para la ZBE los vehículos de transporte de personas con movilidad reducida, los de emergencias, los que hagan una actividad singular, los extranjeros sin identificación en el listado de la DGT (sin posibilidad de sancionar), así como los de mercancías o históricos, y los contaminantes que hagan un uso esporádico del interior de ronda, para lo que se habilitarán permisos especiales a través de una App.  

De este modo, «los vehículos más contaminantes registrados en el padrón de vehículos de esta ciudad en los términos establecidos en la disposición transitoria primera de esta ordenanza» podrán circular libres por la zona de bajas emisiones por un tiempo más allá del 1 de enero de 2023.

Las sanciones.

El documento, aún un borrador que se presentará en las próximas semanas, habla por primera vez de las futuras sanciones que se podrían imponer a los vehículos que accedan de forma indebida a la zona de bajas emisiones. Se indica que la sanción leve será de 75 euros, de 200 euros, la grave y de 500 las muy graves. 
Como grave o muy grave se considerará el tránsito de vehículos por el interior de ronda en cuanto se haya declarado «un episodio de contaminación del aire». 
La cuantía, señalaron las fuentes municipales consultadas, es una guía, ya que está pendiente de estudio la publicación de un documento legal del Estado y de la DGT que podría especificar la misma sanción en toda España y concretarse a posteriori.